LA PLATA: Condenan a Arslanian por difamar a un jefe policial

Interés General 28 de julio de 2020 Por utrapol
Corría el año 1998 y el entonces ministro de Justicia y Seguridad bonaerense del gobierno de Eduardo Duhalde, León Arslanian desataba una de sus infamantes actitudes a un grupo numeroso de la conducción de la Policía Bonaerense. Pasaron mas de dos décadas y llega tarde pero seguro la primer condena judicial.
arslanian

Uno de los mas de doscientos afectados, el comisario Daniel Giuffrida-entonces jefe de la Policía Departamental La Plata- pidió que se lo investigara patrimonialmente y planteó una acción judicial “para evitar que el doctor Arslanian incurra en el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Era obvio que la encerrona legal y política muy bien planteada por el jefe policial estaba en marcha y se cristaliza en estos días con una condena judicial. (ver Fallo completo). 

Los dichos del ministro

Arslanian con su marcada impunidad de entonces decía sobre el comisario Giuffrida a quien relevo y paso a retiro que recaudaba dinero de manera ilegal. El mismo jefe policial en una carta de lectores en el diario El Día a un año de esos acontecimientos (1999) lo contó con detalles (ver nota) y en un acto de los posteriormente denominado grupo de oficiales de la policía provincial, denominados "Los sin Gorra"realizaron una protesta frente al ministerio de Justicia y Seguridad de la capital bonaerense para dejar bien claro la miserable maniobra de Duhalde,, Arslanian y su séquito.

Los “Sin Gorras”

En esa oportunidad se reunieron a conmemorar el primer aniversario de la denominada “purga” por el gobierno de entonces y depositaron ante el monumento a los Caídos en Cumplimento del Deber sus gorras que dejaron allí. El comisario retirado Miguel Raviscioni ofició de vocero del mas de medio centenar de oficiales que se hicieron presentes y dijo: “Nosotros pregonábamos la ineptitud de quien conduce la seguridad (en la Provincia) en estos momentos, pero ahora a esto lo dice la sociedad en su conjunto, lo sufre y lo padece” refiriéndose a la caótica situación en ese año y remarcaron la falta de un plan de seguridad, la destrucción de la policía y todo lo que es de publico conocimiento hasta nuestros días.

Todos los pasados a retiro y declarados prescindibles debieron ser reincorporados y pasados a retiro volviendo a la fuerza “con la frente en alto” como dijeron oportunamente.

Esta condena a Arslanian repara de alguna manera aunque tarde, a los compañeros de la bonaerense que fueron agraviados cobardemente escuchándose estos personajes en la impunidad transitoria del cargo y la utilización violenta y desmedida de fondos, recursos y medios publica y la complicidad de vastos sectores de la prensa que siempre ha constituido un aliado pago al servicio de estos actos espurios.

La destrucción que llevaron adelante no han tenido recupero y la decadencia amplia de la fuerza policial mas numerosa y amplia del país no tuvo freno hasta el día de hoy.

Hoy Arslanian, dos décadas después debe afrontar esta condena Giuffrida logra algo de justicia y las proclamas de los “Sin Gorra” en la voz de Raviscioni resuenan mas nitidamente.

FUENTE: APROPOL Noticias

Te puede interesar