Santa Fe contabilizó 200 crímenes y cierra el semestre con récord de homicidios en los últimos cuatro años

Interés General 08 de julio de 2020 Por utrapol
La curva de muertes violentas había caído durante la cuarentena estricta pero volvió a acrecentarse tras su flexibilización. En la provincia se contabilizaron 200 asesinatos de los cuales más de un centenar se produjeron en Rosario.
foto

El crecimiento de la tasa de homicidios dolosos aumentó ante la mayor cantidad de circulación de personas y mermó exponencialmente en tiempos de aislamiento obligatorio. Tal es el resultado que arrojan las estadísticas que pueden establecer una hipótesis verificable con la realidad. Abril y mayo fueron los meses con menos cantidad de crímenes, pero en comparación con 2019, el porcentaje se elevó en un 31% en toda la Provincia.

De este modo, Santa Fe da cuenta de datos negativos que la ubican entre las provincias con mayor cantidad de homicidios, con sus epicentros en el departamento Rosario con 104 casos y La Capital con 53. Los 43 restantes corresponden a otras zonas de la Provincia. En el interanual, en ambas jurisdicciones se contabiliza un promedio del 25% del crecimiento de los delitos dolosos.

Los primeros seis meses de este año solamente encuentran picos de cercanía con lo ocurrido durante el violento año 2016, cuando se perpetraron 213 crímenes. Aunque la diferencia reside en la particularidad de este 2020 en el contexto de aislamiento ante la pandemia de coronavirus. Con una cuarentena de más de cien días, los números totales no han cedido: los meses de enero y febrero resultaron ser los más violentos y según las estadísticas, la curva de homicidios desde marzo solo se acható tras el aislamiento preventivo.

Sin embargo, una vez flexibilizada la circulación de personas en territorio provincial se volvió a observar un repunte en el número de casos. A principios de junio, el Ministro de Seguridad Marcelo Saín había confirmado 156 asesinatos durante los primeros cinco meses de 2020, con altos incrementos en el porcentaje interanual, tanto en el departamento La Capital como en el Gran Rosario.

Paradójicamente, luego del 19 de marzo (cuando se dictaminó la cuarentena obligatoria), el número de homicidios dolosos se desplomó ostensiblemente, para luego volver a crecer con la flexibilización. En consonancia, un informe del bloque de diputados radicales consignó estadísticas propias que confirman dicha hipótesis como así también la evidencia del aumento de la violencia y casos fatales.

En diálogo con LPO, el legislador Juan Cruz Cándido sostuvo su "preocupación por la realidad" de los números y destacó que "no solo no se ha mantenido la tendencia decreciente de homicidios que se vino registrando en la gestión de Lifschitz, sino que a pesar de la cuarentena, aumentó". El presidente de la Comisión de Seguridad en Diputados subrayó que las cifras revelan un 30% más de crímenes dolosos en la Provincia, en base a datos del Gabinete de Análisis Criminal de 2019.

El informe, que coincide con fuentes oficiales del Ministerio de Seguridad, también detalla que 8 de cada 10 (85%) víctimas de homicidio son hombres, casi 7 de cada 10 (65%) homicidios dolosos se produjeron con armas de fuego, más de la mitad (59%) de las víctimas son jóvenes de entre 15 y 34 años y 4 de cada 10 (43%) homicidios fueron ejecuciones producidas con armas de fuego, generalmente en la vía pública y a bordo de autos o motos.

Para Cándido, "hay una notoria caída en la operatividad" en comparación con los últimos tres años y criticó fuertemente a Perotti: "es el Gobernador quien tiene que encomendarle a sus subordinados una respuesta para cumplir con la demagógica propuesta de 'Paz y Orden'. Ese era su contrato con la sociedad, que a nosotros nos pareció como una irresponsable consigna de campaña", fustigó.

Por otro lado, el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Federico Angelini, ofreció poner al servicio del gobierno provincial los equipos técnicos de la gestión de la exministra de Seguridad Patricia Bullrich para "trabajar en conjunto y traer soluciones concretas a nuestra provincia".

"La situación de inseguridad está totalmente desbordada y hay varios factores que han llevado a este descontrol, pese a haber tenido dos meses de cuarentena estricta", sostuvo Angelini y consideró que "no vemos que haya una coordinación ni sinergia de trabajo entre la Provincia y Nación" y agregó que en el gobierno de Alberto Fernández "reina una preocupante ausencia de federalismo porque está focalizado únicamente en el Área Metropolitana de Buenos Aires".

FUENTE: La Política On Line

Te puede interesar