MIGUEL ZALAZAR: "Hasta que se entreguen los uniformes en octubre, el gobierno debe pagar una suma fija"

Gremiales 26 de abril de 2017 Por utrapol
Los policías no pueden estar diez meses sacando de su sueldo para mantener la seguridad publica.
DSC_0361

El gobierno de Miguel LIFSCHITZ y su ministro dilecto, Maximiliano "Mr selfie" PULLARO, deben dejan de jugar con los trabajadores atendiendo a un esquema puramente electoral; no solo relajan el sistema de seguridad con la gente; sino que someten a su antojo a los policías.

Por Miguel ZALAZAR - Secretario General de UTRAPOL

Ya puesto al descubierto la maniobra de la "compra express" de los uniformes que pretendía mantenerse oculta, hasta tanto el calendario electoral avance, ante la presión de los sindicatos de pedir uniformes o el dinero; aunque de una manera mas democrática haciendo participar a los trabajadores; el gobierno ahora debe salir a responder económicamente de manera inmediata con una asignación especial para mantener al personal uniformado hasta tanto lleguen los "mentados uniformes" elegidos por la "comisión".

Por eso, UTRAPOL y los trabajadores reclamaban una paritaria a la hora de tratar los salarios, porque ahí es donde iban a discutirse estos temas, y no que de manera unilateral, el gobierno, primero baje la orden a través de la cadena de mandos haciéndole saber a los policías cual habría de ser su aumento salarial; y ahora de que forma será su uniforme; de estas cosas no quería hablar PULLARO por eso disolvió la Comisión de Higiene y Seguridad, y actúa de manera deliberada, artera y maliciosa.

Exigimos un pago proporcional de uniformes

Hay que llegar a Octubre, o para cuando el negocio este terminado; y en ese lapso, quien se hace cargo de los uniformes del personal? Acaso no hay un desgaste, acaso no deben andar correctamente uniformados. 

Julio, agosto y septiembre, meses de mucho frío, como pretende el gobierno que los policías se uniformen, si para esa fecha no poseerán prendas entregadas por el Estado, ni esta previsto pago alguno,

Por eso, el gobierno provincial debe pagar una suma fija por única vez, hasta tanto se entreguen los nuevos uniformes; y si es que estos llegan en tiempo y forma, y correctamente en sus talles.

Al no haber ningún anuncio al respecto en lo inmediato y siendo que se exige el correcto uso del mismo, es que solicitamos una suma que oscile entre los 3000 y 5000 pesos para afrontar gastos que no deben salir del bolsillo del trabajador.

Miguel LIFCHITZ debe tener bien en claro que no puede tener un servicio de seguridad que se costee con el sueldo del policía, ya basta de seguir sangrando a los trabajadores.

Te puede interesar