MEXICO: Emboscada a policías en Guerrero: mataron a seis y sospechan de la Familia Michoacana

Interés General 23 de junio de 2020 Por utrapol
Hay otros cinco elementos que tuvieron que ser atendidos por heridas durante el enfrentamiento
1

Presuntos miembros del crimen organizado asesinaron a seis policías e hirieron a otros cinco durante una emboscada en una carretera del sur mexicano, informó este domingo el Gobierno del estado de Guerrero. Los oficiales realizaban acciones de prevención de delito en la carretera El Gavilán-San Gregorio del municipio de Tetipac, cerca de la frontera estatal con Estado de México y Morelos, cuando “civiles armados atacaron a los uniformados”, explicó el comunicado oficial.

Los primeros informes señalan como sospechoso a “un grupo delictivo que opera en la zona”, liderado por Roberto Carlos, conocido como “El Pelón”, a quien se le vincula con el grupo Guerreros Unidos, una escisión del cártel de La Familia Michoacana. Las autoridades condenan la artera agresión en contra de los policías estatales.

Ante estos hechos se ha implementado un operativo con la participación de corporaciones estatal y federales para la localización de los probables responsables”, indicó el reporte.

En las primeras investigaciones, la Fiscalía General del Estado ha encontrado casquillos de AK-47 y de AR-15. En otro comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado lamentó el ataque, al señalar que había ocurrido en la zona cercana al municipio de Taxco.

”En este momento la prioridad de la SSP es la atención y cuidado de los cinco oficiales lesionados en ese hecho”, afirmó.Los hechos en Guerrero culminan un fin de semana marcado por la violencia en México. Se suman al hallazgo de al menos 10 cadáveres con signos de violencia abandonados en la carretera de Caborca, en el norte de Sonora, estado fronterizo con Arizona, donde la policía estatal realizó patrullajes en los que aseguró dos vehículos blindados y armas de fuego.

También se añade al operativo anticrimen que culiminó en el arresto de 29 presuntos miembros del Cártel de Santa Rosa de Lima, incluyendo la madre y la hermana del líder, José Antonio Yépez, conocido como “El Marro”

En represalia, delincuentes realizaron este sábado incendios y tiroteos en al menos 14 de los 46 municipios del central estado de Guanajuato, como en Salamanca, Cortázar, Juventino Rosas y Celaya, que resultó el más afectado. Estos hechos reflejan que la violencia no se ha detenido en México pese a la emergencia sanitaria causada por la pandemia de la COVID-19.

Con 3 mil asesinatos, marzo fue el mes más violento del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la Presidencia de México en diciembre de 2019. El viernes pasado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana reconoció que en mayo hubo 2 mil 913 homicidios, solo 13 menos que en abril.

De acuerdo con el periódico El Universal, en el estado de Guerrero se ha intencificado el dominio del crimen organizado, principalmente por dos grupos: Los Talcos y el Cártel del Sur, quienes se disputan el control de al menos mil comunidades y un millón de hectáreas de bosques y tierras fértiles para cultivar amapola y mariguana.

Ante los altos niveles de violencia miles de habitantes se desplazaban a otros estados para huir de las afectaciones. “La mayoría se fue a otros lados: Morelos, Acapulco, Estado de México, Chilpancingo y otras familias pidieron asilo en Estados Unidos”, dijo a El Universal Teodomira Rosales Sierra abogada de la organización. 

En el mes de mayo, un reporte sobre la violencia en Guerrero calificó a la entidad  “el mayor desafío para el presidente Andrés Manuel López Obrador y su apuesta para reducir la violencia criminal sin usar la fuerza militar”.

Sin embargo, The International Crisis Group también señaló que, en la actualidad, Guerrero ilustra como la políticas de Obrador por si solas resultan insuficientes para atender la violencia en el país.

Con información de EFE

Te puede interesar