ESTADOS UNIDOS: Dimite la jefa de policía de Atlanta al morir otro joven negro por disparos de un agente blanco

Interés General 15 de junio de 2020 Por utrapol
Brooks, de 27 años, falleció tras ser tiroteado la noche del viernes en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la cadena Wendy's en Atlanta, después de resistirse a ser detenido. El agente que le disparó ha sido detenido.
protesta

La muerte de otro joven negro, Rayshard Brooks, por disparos de un agente blanco causó una profunda conmoción en Atlanta (Georgia, EEUU) y provocó la dimisión de la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields.

Brooks, de 27 años, falleció tras ser tiroteado la noche del viernes en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la cadena Wendy's en Atlanta, después de resistirse a ser detenido y pelearse con dos agentes blancos, informó este sábado en un comunicado el Buró de Investigación de Georgia (GBI, en inglés).

El incidente, captado parcialmente en un vídeo que circuló rápidamente en las redes sociales, ocurrió en plena ola de protestas para denunciar la violencia policial contra las minorías, en particular los negros.

La alcaldesa de Atlanta, la afroamericana Keisha Lance Bottoms, anunció en una rueda de prensa la tarde del sábado que la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields, había presentado su dimisión.

El cese se informó poco después de que activistas locales exigieran la renuncia de Shields y de que decenas de personas se manifestaran en Atlanta para denunciar lo sucedido.

"A la familia del señor Brooks, no hay palabras suficientemente fuertes como para expresar lo sinceramente que lamento su pérdida", dijo Bottoms, que está entre las políticas demócratas que el ex vicepresidente Joe Biden se plantea seleccionar como candidata a la Vicepresidencia en las elecciones de noviembre en EEUU.

La alcaldesa opinó además que lo ocurrido no fue "un uso justificado de la fuerza letal" y pidió "el despido inmediato del agente"

El policía, identificado como Garrett Rolfe, ha sido despedido este domingo, según ha confirmado la policía de Atlanta, mientras que su compañero, Devin Bronsan, que participó en el forcejeo con la víctima, está de baja administrativa.

Rolfe tiene 27 años, la misma edad que la víctima, y trabajaba en el departamento de policía de Atlanta desde 2013.

LOS DETALLES DEL INCIDENTE

El suceso comenzó hacia las 22:33 del viernes (hora local), cuando la policía acudió al aparcamiento tras recibir una "queja de que un hombre estaba dormido en un vehículo aparcado delante de la ventanilla (de recogida de alimentos), lo que provocaba que otros clientes tuvieran que conducir alrededor del coche" para pedir la comida, indicó el GBI.

Los agentes hicieron una prueba de alcoholemia a Brooks y, tras confirmar que estaba ebrio, intentaron detenerle, pero el joven "se resistió y comenzó un forcejeo" entre los tres, apunta la nota.

"El agente de policía sacó una pistola de descarga eléctrica, y los testigos dicen que, durante el forcejeo, el hombre (Brooks) agarró esa pistola eléctrica y se hizo con ella", agrega.

El vídeo difundido en las redes sociales, que el GBI está revisando, muestra el forcejeo entre los agentes y puede verse cómo el hombre consigue zafarse de ellos y sale corriendo, perseguido por uno de los policías.

DISPARADO TRAS HACERSE CON UNA PISTOLA ELÉCTRICA

El vídeo no muestra el momento en el que Brooks recibe los disparos, solo un instante en el que el joven afroamericano aparece en el suelo, pero el GBI confirmó que el policía le "disparó" con un arma de fuego y que el herido fue "trasladado a un hospital local, donde murió tras la operación".

Vic Reynolds, el director del GBI, dijo en una rueda de prensa que las cámaras de seguridad del restaurante captaron cómo Brooks, tras huir de los agentes, se dio la vuelta y apuntó al agente con la pistola de descarga eléctrica.

"En ese momento el agente de Atlanta agarró su arma, la disparó y dio al señor Brooks en el aparcamiento, y éste cayó al suelo", explicó Reynolds.

El director del GBI prometió que su agencia publicaría el vídeo de las cámaras de seguridad y que trabajaría para "ampliar" y mejorar la definición de sus fotogramas dentro de su investigación, y pidió al público que "no se apresure a la hora de llegar a conclusiones" sobre lo ocurrido.

El debate sobre el racismo está especialmente vivo en Georgia, donde el pasado febrero dos hombres blancos mataron a tiros a un joven afroamericano desarmado, Ahmaud Arbery, en un incidente grabado en vídeo y que generó conmoción por el retraso en detener a los implicados.

Te puede interesar