BAJO RATING: Con escasísima audiencia virtual San volvió a hablar de la reforma, no sin antes hablar mal de los policías

Interés General 04 de junio de 2020 Por utrapol
Poco interés tuvo la ponencia de Marcelo Sain sobre los proyectos de seguridad, a los que al parecer, la Legislatura ya les dio la espalda. Un ministro que no logra encantar a los trabajadores policiales habida cuenta que cada dos frases les dice corruptos.
Captura de pantalla (736)

Al parecer los ojos de los santafesinos estaban ocupados en cosas quizás más importantes, ya que paso totalmente desapercibida la presentación formal, de manera virtual, del ministro de seguridad sobre la reforma policial que pretende llevar en nuestra provincia.

Sain siempre con la misma argumentación de poner la base de la inseguridad en la corrupción policial, y confrontando con los legisladores a quienes irónicamente trata de insensibles.

Junto al ministro apareció un abogado de Buenos Aires, Alberto Binder, quien acoplándose al discurso verborragico y difamatorio de Sain, no hablo bien de nuestros policías; para ello habría que decir que este abogado tiene varias denuncias en Capital Federal, de sus propios colegas, por la participación en algunas ONGs, y haber sido parte de la defensa de personas condenadas por la causa IMB Banco Nación.

Binder es un ñoqui de la burocracia Argentina que sangra al Estado, con onerosos salarios, o "chapas políticas", que es utilizado por cualquiera con capacidad para pagarle, para que hable de tal o cual persona o proyecto, escudado en diplomas que enuncian mucho, pero carecen de fundamentos; en el barrio le dicen "un charlatan".

El ministro de seguridad se refirió a la necesidad de crear una comisión bicameral, chicaneando a senadores y diputados, a quienes les expresó la necesidad de hacer "un verdadero control institucional y no folleteria"; evidentemente esto guarda relación con la mala relación de San con legisladores quienes, muchos de los cuales ya le han adelantado la negativa respecto de aprobar las pretendidas leyes.

De qué consenso hablan?

Sain expreso sus intenciones de hablar con sectores del agro, cámaras empresariales, ONGs, ahora, omite poner en la mesa para discutir estas leyes, particularmente la Ley de Personal, a los propios policías, entonces, cuál es el consenso del que habla el ministro, o algunos legisladores justicialistas.

Viven discriminando al sector policial; primero se muestran abiertos sobre cuestiones que son bien vistas a veces por la política, pero en temas centrales, como es la regulación de la cerrera policial, se les termina la democracia.

Las organizaciones sindicales policiales de la provincia, APROPOL y UTRAPOL, desde un comienzo se han puesto al frente de esta batalla, que consideran crucial para evitar la catástrofe institucional, por eso se vienen reuniendo con distintos legisladores en Rosario y Santa Fe para dar argumentos sólidos de por qué es necesario que las "leyes de Sain" no salgan en la forma que lo plantea el ministro.

Seguramente este derrotero ira desinflándose a medida que transcurran algunas semanas, quizás ni el propio autor, Sain, este en el cargo de la seguridad en la provincia cuando pretenda hablarse de estas reformas. 

Te puede interesar