MUÑOZ: Por qué la decisión de Sain de poner al frente de la URI a una mujer que hace once años está en oficinas

Interés General 17 de mayo de 2020 Por utrapol
La interna ministerial tiene su mejor foto en las calles de la ciudad capital, delitos de los que tipifica el código penal, casi todos ocurren a cada hora, y un plan inexistente profundizan la crisis de la inseguridad. Cuál es el negocio de poner a una jefa inexperta?
32 - copia

Marcelo Sain cegado por reformar la policía provincial, juega a todo o nada, y sabe con certeza que no habrá reforma policial alguna, y más allá de las visiones distintas que tiene la política sobre eso y que no acompañan sus ideas de un fuerte contenido ideológico en materia de seguridad, la negativa en la mayoría de la legislatura es "decirle no  a Sain".

Por Miguel Zalazar

Saín no saca a Filchel porque el problema es la inseguridad, o por que fracasó, si fuera por eso, el ex jefe hubiese sido eyectado mucho antes; es que que la política es el principal responsable de lo que ocurre en la materia, y los jefes no tienen un piso sólido para trabajar; el ministro releva la cúpula de la URI para seguir haciendo de la capital de la provincia un hervidero.

No hay, hasta ahora, ningún indicio que vincule a Daniel Filchel con el negocio de las drogas, ni siquiera que mirara para otro lado; pero si, sirvió la detención de un policía santafesino para ponerlo como una de las excusas en el relevo. Sain no habla jamás de la inseguridad, sino, se remite a la cosas internas con la cual licua jefes y resquebraja la estructura policial, y les enrostra ser corruptos, todo el tiempo; el ministro no ve como sus enemigos a los delincuentes; sino, que el creo que que sus enemigos es la policía, los policías, y en particular Victor Sarnaglia, a quien denosta a cada minuto.

Sain quiere dejarle a su sucesor, que seguramente arribara en las próximas semanas, un ministerio en ruinas, una policía que no pueda levantarse, las calles plagadas de cadáveres, y tomar venganza por no haber podido lograr su cometido, no habrá reforma policial, Sain lo sabe, ese es el odio del ministro, por eso emerge Marcela Muñoz, una ignota oficinista que se metió en una jaula de leones.

El legajo de la Directora Marcela Muñoz, acusa que en los últimos diez años o mas, ha dedicado a calzarse el uniforme con mocasines, o algún buen trajecito de civil. Para quienes transitamos la tarea de policía, en los grados de oficial subalterno o de oficial jefe, sabemos que el mando, el comando con el personal, se gana con el pantalón de fajina y los borseguies, eso es de manual, acá y en Rusia.

Nadie puede tener empatía o ser una líder con sus subalternos, si no es del palo; por eso Muñoz no podrá empatizar con los policías, con la tropa, con orden Publico, con Cuerpo; es que "los azules, no la consideran policía"; hay otras consideraciones o palabras que muchas veces se utilizan para hablar de esos oficinistas que de un día para otro se sientan en lugares operativos, yo prefiero hablar de incapacidad.

Muñoz le es útil a Sain, pero lamentablemente no le será útil al personal de la Unidad Regional Uno, y lo peor no le servirá a los santafesinos; como aquel baqueano del campo que puede dar la certeza de una posible lluvia antes que los especialista del servicio meteorológico se pronuncien, los que sabemos de esto, no tenemos dudas que la jefa fracasará, porque su aceptación al cargo fue el primer fracaso. Habría que saber si Marcela Muñoz acepto el cargo por desafío, ambición o no advirtió el engaño del ministro. 

Si alguien quisiera controlar la rotonda de Pellegrini y Oroño en Rosario, llamaría a un oficial de la Unidad Regional II, o a un compañero que está en Los Pumas en Santa Felicia? Si hay un paro rodeo en un campo en Fortin Olmos, mandaríamos a un hombre de la Unidad Regional XIX, Vera, o a un compañero de División Personal de Rosario?; Creo que esto responde un poco a lo ilógico de la decisión de Marcelo Saín de poner el el cargo de la Departamental La Capital a Muñoz.

Los policías de la URI y los santafesinos residentes han tener que seguir en este estadio inseguridad,  mientras tanto el ministro Sain, sigue poniendo en ridículo al Gobernador; y la Directora Muñoz, parece nunca haber oído de  la fábula atribuida a Esopo y que cuenta la historia de un escorpión; tarde o temprano, "el picante" la ha de picar, es su esencia.

Te puede interesar