ESCANDALO Y VIOLENCIA LABORAL EN LA BOPP DE LA URI: Un jefe maltratador, con antecedentes donde crecen las carpetas medicas

Gremiales 06 de mayo de 2020 Por utrapol
La semana pasada llegó a esta redacción la noticia de un escándalo de proporciones ocurrido en la base de la Brigada de Operativa de Prevención Policial, que incluso fue advertido por personas que estaban ocasionalmente en la terminal de ómnibus de Santa Fe.
3

No es la primera vez que surgen cuestionamientos hacia abajo y hacia arriba al comisario Hernán Morales, por los malos tratos que recibe el personal policial bajo su mando, particularmente cuando se dirige a las mujeres.

La semana pasada, se suscitó una controversia con varios empleados por los desplantes que este superior hace a los subalternos, como por ejemplo, citarlos a determinada hora, y llegar dos horas después a la entrevista, o directamente no ir,incluso hacérselo a empleados que ni siquiera viven en la ciudad de Santa Fe. 

Según testimonios periodísticos que recogimos, videos de celulares que se pudieron apreciar, presa de una crisis de nervios, una empleada policial, en la oficina de guardia, saco el arma reglamentaria que portaba consigo, la dejó sobre el escritorio y salió raudamente a la calle en llanto, y tuvo que ser socorrida por otros compañeros en el lugar.

Según una investigación preliminar periodística que hizo este medio, al parecer las directivas dadas por el comisario Morales no eran en los mejores modos, y estaban precedidas por otras acciones de similares características.

Carpeta psicologica sí, intervención a la justicia no?

Un dato curioso de lo sucedido es que la empleada que tuvo una crisis de nervios, fue derivada a Medicina Legal para que se le extendiera una carpeta psicológica, hubo dos empleadas sancionadas por el mismo hecho, y no se dio intervención al Ministerio Publico de la Acusación (MPA).

Vamos desmenuzando. Según supimos, los hechos de la realidad no condicen en un ciento por ciento con lo plasmado en el libro memorándum de guardia, tanto en el horario como en lo testado, por lo que seguramente deberá aclararlo oportunamente en oficial de guardia del día de los hechos.

Por otro lado, nos cabe la pregunta. Como es que así nomas, luego de un suceso inusual, una empleada gana la calle dejando su arma reglamentaria y todo se resume a una licencia médica sin mayores problemas. Hoy hay un seguimiento sobre la salud de esa empleada? Tiene tratamiento? Que paso realmente? O bien el jefe encontró la mejor salida para "enfriar" algo que se le fue de las manos?

En realidad claramente se advierte que aquí a habido un acto de violencia, de otra manera la licencia médica psicológica seria maliciosa, por cuanto fue otorgada; habiendo sido dada por los médicos, se entiende que no; razón por la cual debería intervenir la fiscalia de violencia de género.

La autoridad moral del jefe

En las últimas horas se conoció que el comisario Morales, enfrenta una investigación judicial y administrativa por haber sido denunciado en dos oportunidades por "la venta de horas OSPEs"; una de las denuncias habría sido realizada en forma anónima, y la otra por una empleada policial ante la Dirección de Asuntos Internos.

Nos cabe la pregunta, si el jefe de la BOPP, cuenta con estos antecedentes, cuál es su autoridad moral para conducir una unidad operativa? Con qué postura se puede plantar a sancionar subalternos después de estar bajo sospecha de cometer delitos?

Como dijimos más arriba, si ya tiene antecedentes de malos tratos, si esto es casi conocido por varios de sus superiores, iguales y subalternos, mayoritariamente de la Agrupación Cuerpos de la URI, acaso nadie le informo al Director Daniel Filchel de a quien le recomendaron poner en ese cargo?

Las cosas no pueden cambiar, si la conducción y la mentalidad de estos, en algunos casos, no cambia, si no se erradica el machismo, el maltrato, cada día cuenta más tener una mejor policía.

Te puede interesar