ESQUIRLAS DE LA FUGA: En la Seccional Décima de la URI piden imparcialidad. Apareció un fantasma

Interés General 18 de abril de 2020 Por utrapol
Luego de la fuga que se produjera en la Seccional Décima de la Unidad Regional Uno, aparecen contradicciones en las declaraciones; hay quienes entienden que las disponibiliades son injustas; y en el medio "un fantasma" es citado a trabajar.
1

Desde nuestra redacción de noticias accedimos a testimonios de algunos policías de la Seccional Décima de la Unidad Regional Uno, quienes consideran que han sido injustamente instauradas las disponibilidades, y que se ha cortado el hilo por lo más delgado. 

Seguramente en las actuaciones judiciales o administrativas no habrá tantos detalles de la fuga de un narco, de las murmuraciones de los pasillos sobre algún dinero, del escándalo protagonizado por una empleada, un celular que "desaparece" de la custodia del jefe, y un "policía fantasma" que vuelve al trabajo.

Esta temática de usar la disponibilidad como una medida de sanción encubierta preventiva, no reparando en el texto de la normativa legal, hace que comiencen a pagar justos por pecadores; la reacción de los trabajadores policiales tiende a ser la de autodefenderse y para eso busca poner luz sobre hechos que no se conocen o no quieren darse a conocer.

La requiza, el secuestro y la desaparición

Cuando el lunes 6 de abril se hace una requiza en los calabozos, se detecta la presencia de dos hojas de sierra, y un teléfono celular, que habría estado dentro de un calzado de uno de los detenidos; esta inspección quedo registrada en el libro de guardia de la dependencia. En ese mismo acto, una sumariante hace entrega del teléfono celular al jefe de la dependencia para su custodia, según las fuentes a las que accedió este portal de noticias.

Un interregno de seis días son los que sobrevuelan en las mentes de la mayoría de los trabajadores de la dependencia de Orden Público, desde el secuestro del celular hasta el día de la fuga, donde algunos hasta se animan a decir, "esto se venia venir", pues si se venía venir, por qué no se dijo, por qué no se denunció? Por que no se evitó? A quien beneficiaba la fuga, ademas de a los detenidos?

Quizás a nadie beneficia una fuga, porque las suspensiones que vienen aparejadas por las responsabilidades funcionales son honerosas desde el punto de vista económico, y más cuando la sufre quien nada ha tenido que ver en los hechos. Quizá el beneficiado sea uno solo, aunque muy difícil de probarlo.

La desaparición del celular que se secuestró el día 6 de abril en una de las celdas de la comisaría, genera muchas suspicacias en los investigadores judiciales, que van intentando armar un rompecabezas, donde tal vez los máximos responsables buscan salvarse a cuesta de otros; estos otros que tratan de entender aún que pasó cuando cumplieron con sus servicios de manera honrada.

Una jefatura de 24 horas y "un fantasma"

No es casual la manera en la que fueron instauradas las disponibilidades, en cuanto a quienes les toco, y en días diferentes; es que quizas también hubo que ordenar el desorden que desde la propia jefatura de la Unidad Regional Uno había.

Algo no andaba del todo bien, ya que posteriormente a la fuga de los presos, un comisario fue puesto de jefe en la propia comisaria Décima, pero solo duró en el cargo veinticuatro horas. Qué paso?  Quizas alguien deba explicarlo mejor. O acaso a alguien pudo haberle molestado que quien no trabajaba debía hacerse presente a sus servicios?

Nada es casual en este escenario donde hay que poner muchas luces para no cometer injusticia como las que estamos viendo en algunos casos, los gritos de una suboficial en pleno procedimiento de Asuntos Internos intentaban buscar decir verdades y también ocultar otras tal vez, acaso nadie sabía que el oficial Rodolfo Vanderlad hacia mucho tiempo que no trabajaba?

Pues sí, en medio del escándalo, post fuga, alguien quería saber el por qué alguien que figuraba en la nómina del personal de la Comisaría Décima, JAMAS iba a trabajar, las voces se silenciaron, aunque por lo bajo, todos de manera corporativa dijeron al unisono, " ACA TODOS SABEN QUE VANDERLAD ES UN FANTASMA".

Aquí se vuelve a esto de seguir perjudicando a quienes verdaderamente trabajan con lealtad al uniforme, y se deja fuera de toda exposición a quienes sobre la estructura del estado, estafan a la seguridad pública; pero no lo hacen solos, claramente, como ocurrió en la ex Patrullar de Prevención Activa (PPA), hay un aval superior, hay una cobertura de algún jefe, y hay dinero espurio en el medio.

Esperemos que puedan ponerse blanco sobre oscuros, y que realmente desde el punto de vista judicial y administrativo verdaderamente se tomen medidas con quienes son los verdaderos responsables.

Te puede interesar