SAN LORENZO: Policías de la Unidad Regional XVII detienen a dos hermanos policías y a su madre por amenazas y violencia de género

Interés General 13 de abril de 2020 Por utrapol
La esposa de uno de los uniformados denunció al clan familiar por haberla apuntado con un arma y lesionado con golpes y culatazos en la vecina localidad de Fray Luis Beltrán. El fiscal Aquiles Balbis ordenó allanamientos y detenciones y los imputará durante la semana
jefatura san lorenzo
jefatura san lorenzo

Dos hermanos policías y la madre de ambos fueron detenidos este sábado a raíz de una denuncia que radicó la esposa de uno de los uniformados por haber sido amenazada de muerte, apuntada con un arma de fuego y lesionada con golpes de puño y culatazos en la vecina localidad de Fray Luis Beltrán. Los tres serán indagados este martes por el fiscal de San Lorenzo Aquiles Balbis.

Fuentes judiciales informaron que el ataque contra la mujer, quien tiene 31 años y tres hijos menores con el policía Nicolás G., ocurrió el viernes a la noche cuando la víctima se encontraba de visita en la casa de sus padres junto a sus tres chicos de 14, 11 y 5 años.

Según la denunciante, eran cerca de las 22 y estaban por cenar en familia cuando recibió un mensaje de su suegra, quien le pedía que salga a la vereda sola, que su hijo Federico, cuñado de la víctima, quería hablar con ella. La mujer salió y se acercó a su suegra y a su cuñado, quienes la esperaban afuera del auto, según relató.

Allí tuvo lugar la primera amenaza cuando Federico, quien se encuentra pasado a disponibilidad con una causa abierta por usurpación de título de abogado, increpó a su cuñada por haberse comunicado con su novia.

Según la denunciante, el policía la agredió con golpes de puño y luego sacó un arma de entre sus ropas y le gatilló en distintas partes del cuerpo, incluida la cabeza, sin que salgan los disparos. La mujer dijo que al tratar de evadirse, su cuñado le hizo una toma con el brazo y le envolvió el cuello, provocándole un principio de ahorcamiento mientras le seguía reclamando que su novia lo había dejado por su culpa y que en represalia iba a matarla a ella y “a todos los negros que viven en esa casa”.

Por último, la mujer dijo que logró zafar y ahí la empujó su suegra quien le dio una bofetada y luego la pateó varias veces, a lo que siguieron más golpes de puño y culatazos por parte de su cuñado. Cuando pudo gritar y pedir auxilio, ambos se subieron al auto y se marcharon.

La mujer ingresó a su casa y su papá llamó a la Policía, quien la trasladó en un patrullero al hospital Juan Bautista Cairo de Fray Luis Beltrán, luego a la sede del Comando Radioeléctrico, después a la comisaría y por último a División Judiciales para que amplíe la acusación. Estaba en esa oficina cuando comenzaron las amenazas vía telefónicas, esta vez por parte del padre de sus hijos, según relató en una segunda denuncia.

De acuerdo a sus dichos en sede policial, Nicolás G. comenzó a enviarle mensajes por whatsapp diciéndole que no la dejaría volver a su casa y que le iba a hacer la vida imposible. También para advertirle que si le pasaba algo a su padre, quien también se desempeña como policía, iba a dejar sin caminar al suyo, dándole a entender que pensaba dañarlo. Según la mujer, en esos mensajes su marido le advertía que no le importaba ir preso y que ya tenía toda su ropa preparada para que se vaya de su casa.

La mujer agregó que ya había sufrido violencia física por parte del policía Nicolás G., quien brinda servicios en la Unidad Regional 17, pero que nunca lo denunció por temor a represalias.

Ante la gravedad de las denuncias, el fiscal Aquiles Balbis ordenó allanamientos y la detención de los dos hermanos y su madre, lo que se concretó durante la noche del sábado. Durante las medidas se logró secuestrar una pistola calibre 9 milímetros, que enviada a peritar conjuntamente con proyectiles de diversos calibres y un chaleco antibalas también incautado.

Voceros del caso informaron que Federico fue detenido en el barrio abierto de la localidad de Roldán, Punta Chacra, donde le incautaron una pistola Glock 40 milímetros además de teléfonos celulares y un vehículo Chevrolet Cruze.

En tanto su madre fue detenida en su domicilio de calle Balcarce al 1500 de la localidad de Fray Luis Beltrán donde secuestraron municiones, teléfonos tipo handy y chalecos antibalas. Por último, su otro hijo Nicolás G. fue apresado en la sede del Comando Radioeléctrico de Capitán Bermúdez donde cumplía funciones y también se allanó su domicilio de calle Falucho al 300, de Fray Luis Beltrán, donde secuestraron dos armas de fuego. La audiencia imputativa está prevista para este martes.

fuente: elciudadanoweb.com

Te puede interesar