El Gobierno prohibió las pruebas con "el detector de mentiras" en la Policía Federal y en las fuerzas de seguridad

Interés General 07 de abril de 2020 Por utrapol
Los "detectores de mentiras", ese aparato utilizado por grandes agencias de inteligencia, saltaron al imaginario colectivo en escenas cinematográficas filmadas a media luz.
1

Hasta comienzos de este año, su utilización estaba prevista en ámbitos reales del Estado argentino: la Agencia Federal de Inteligencia y las fuerzas de seguridad. En enero, el uso del polígrafo -el nombre real de ese instrumento misterioso- quedó descartado en la AFI. Y ahora el Ministerio de Seguridad derogó una resolución impulsada por Patricia Bullrich, que proponía su implementación en las fuerzas de seguridad y en la Policía Federal.

Este martes, el Gobierno dejó sin efecto la resolución 540/2018 de Seguridad, cuando ese organismo era encabezado por la ex ministra de Trabajo de la Alianza. A través de esa normativa, Bullrich creó la Unidad de Pruebas de Polígrafo, dependiente de la Dirección de Prevención de la Corrupción y Ejecución de Pruebas de Integridad.

Un año más tarde le dio un uso específico al polígrafo: quienes ingresaran a los Grupos Operativos Conjuntos de Investigaciones contra el Narcotráfico (GOCIN) debían pasar esa prueba. 

En aquel momento, Clarín explicó que se trataba de una exposición libre, a partir de una pregunta inicial, que duraba unos quince minutos y que posibilitaba explotar la técnica del polígrafo: la medición de determinadas variables del organismo que podrían evidenciar la mentira.

nullTodo el procedimiento debía ser implementado por personal especialmente capacitado en la materia, detallaba aquella nota periodística. No podían superar un cupo: tres o cuatro tests diarios. Esperaban completar miles de pruebas. La actual conducción del Ministerio de Seguridad, sin embargo, afirmó que los aparatos no fueron utilizados y prevé destinarlos a pruebas psicológicas en la academia o a la Medicina.

La cartera de Sabina Frederic definió al "detector de mentiras" como una tecnología que viola las libertades individuales y la dignidad de las personas.

"Los Estados con tradiciones y sistemas jurídicos análogos a nuestro país descartan su utilización, por considerarlos lesivos de derechos y garantías individuales y por trasuntar una forma de cosificar a la persona humana, contraria a su dignidad", señala el texto publicado este martes en el Boletín Oficial.

"Las razones expuestas obligan a asumir que la prueba de polígrafos es incompatible con los principios y garantías de nuestro Estado de Derecho y, consecuentemente, con un modelo de seguridad democrática y ciudadana", agrega unos párrafos más adelante.

Además, retoma la opinión de los expertos para afirmar que las pruebas "pueden acarrear serias lesiones orgánicas o psíquicas, y aun cuando no las produzcan, su ilicitud es manifiesta, pues atentan contra la dignidad de la persona humana y vulneran los principios de lealtad y probidad de las pruebas, así como la intimidad y libertad humanas".

Cuando se creó el GOCIN, se anunció la compra de cuatro polígrafos. Las autoridades de entonces anticipaban que 5.000 personas iban a pasar por la prueba, entre los agentes de la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la Gendarmería y la Prefectura afectados a los Grupos contra el Narcotráfico.

Sin embargo, la resolución firmada este lunes por Sabina Frederic denuncia que los cuatro polígrafos adquiridos en 2018 "no han sido utilizados hasta el momento".

La AFI había dispuesto en 2016 que, al menos una vez por año, sus agentes debieran pasar por el test del polígrafo, históricamente conocidos en el ámbito de la Inteligencia.

Sin embargo, la resolución firmada este lunes por Sabina Frederic denuncia que los cuatro polígrafos adquiridos en 2018 "no han sido utilizados hasta el momento".

La AFI había dispuesto en 2016 que, al menos una vez por año, sus agentes debieran pasar por el test del polígrafo, históricamente conocidos en el ámbito de la Inteligencia.

El próximo destino de los polígrafos quedará a consideración de la Secretaría de Coordinación, Bienestar, Control y Transparencia Institucional.

Los expertos ya recomendaron su utilización "para estudios en psicofisiología, psicología experimental y psicometría, especialmente en áreas académicas". Y también aclararon que "ciertos componentes del polígrafo, como el pletismógrafo para dedo o esfigmomanómetro", revisten interés para "estudios y controles en medicina, especialmente en áreas de cardiología".

Te puede interesar