POLICÍA FANTASMA: En medio de la cuarentena el policía que cobraba sin trabajar bajo las persianas de "su negocio"

Interés General 06 de abril de 2020 Por utrapol
El efectivo de la Unidad Regional Uno, que nunca trabajó perjudicando a sus compañeros de la ex Patrulla de Prevención Activa, y que fuera denunciado, se esfumó de un día para el otro de los locales donde vendía motos de la cual era propietario. Sospechas de limpiar huellas fiscales.
91521840_531715864158138_119736807674871808_n - copia

A fines de febrero el Secretario General de UTRAPOL, Miguel Zalazar, ponía en conocimiento en la fiscalia de Santa Fe una situación irregular que se estaba dando en lo que era la Patrulla de Prevención Activa (PPA), donde el oficial Jonatan Zarzycki, llevaba por lo menos dos años sin cumplir servicios en la mencionada dependencia de la Unidad Regional Uno, pero mes a mes percibía su salario como si trabajara de policía.

A raíz de ello, la dependencia operativa fue disuelta oportunamente por las autoridades del Departamento La Capital; y reinsertados en otros lugares los numerarios de la misma.

Esto también se pudo ventilar porque los propios policías de PPA habrían hecho conocer al gremio lo que venia ocurriendo y era una situación ademas de delictiva, insostenible, pese a que se habría podido hacer por el respaldo de algún jefe; muchos apuntan a uno que habría hasta llegado a amenazar a una empelada, con las palabras "CUIDATE LA ESPALDA VOS AHORA", ese mismo que pretende ensayar una especie de defensa, con que el oficial Zarzycki cumplía funciones externas; cuando eso ya esta establecido que jamas pudo darse; hay pruebas irrefutables ya incorporadas en la causa.

Fuga comercial

Luego de que el Presidente decretara la cuarentena por la pandemia, el "empresario de las motos", pero con salario de policía; cual rufián, bajo las persianas de los locales que tenia en el norte de la ciudad; uno en el ingreso al barrio Estanislao Lopez; y otro en plena Avenida Blas Parena; ninguno de los dos habilitado, y con diversas irregularidades en AFIP, no solo en cuanto a las inscripciones; sino también por los seis empleados en negro que poseía el comercio.

Una llamada al 911 había alertado en primer termino que se estaban sacando motos de un local comercial de manera sospechosa; arribado las fuerzas policiales al lugar se determino que en realidad era el "policía fantasma" que había decidido, aprovechando la cuarentena, huir comercialmente.

Según trascendidos, el "policía ñoqui", aquel que perjudicara a sus propios compañeros durante casi dos años, junto a un profesional esta intentado ordenar el desorden, aunque tarde, porque no puede de ninguna manera justificar su acción comercial ante los organismos de control fiscal.

Por otra parte, el sumario administrativo que se instruye junto con la causa penal, nos adelantaron de manera extraoficial que va camino a la destitución de la fuerza; no hay justificación alguna para pagar un salario a una persona que no trabaja, se habría escuchado en los pasillos del Ministerio de Seguridad.

Te puede interesar