LA JEFATURA SIGUE SIN RESOLVER. Hay compañeros que ya no tienen autos para hacer dedo y caminos intransitables

Gremiales 28 de marzo de 2020 Por utrapol
La jefatura de policía parece seguir mirando para otro lado ante policías que les esta haciendo caso imposible llegar a sus trabajos, hijos dejados en peligro. Falta de conducción y profesionalismo de Sarnaglia y Musuruana
foto2

Falta de sentido común, falta de criterios, y desconocimiento de la ley, es lo que prima hoy en la conducción de la policía provincial; incapacidad de conducción hay hecho que miles de policía hayan tomado licencias por enfermedad cuando no lo están, y en la mayoría de los casos aconsejadas por sus propios jefes.

A nuestra sede sindical llegan solicitudes de inconvenientes que se están suscitando en varias unidades regionales y otras dependencias operativas y administrativas a partir de la falta de conocimiento por parte de Victor Sarnaglia y Martín Musuruana, Jefe y Subefe de Policía, a la hora de bajar ordenes claras; que no son mas que una piedra en el camino.

En algunos casos hay policías que son obligados a prestar servicios, cuando no tienen por el tema de la cuarentena, ni colectivos, ni si quiera pueden hacerlo a dedo, puesto que hay restricciones de circulación; en ese sentido, hay jefes que sin exceptuarlos de los servicios no han tenido el tino de asignarle tareas en la comisaría de su lugar de residencia; NO HAY POSIBILIDADES DE LLEGAR, solo a un necio se le ocurre decir, NO ME IMPORTA USTED VIENE SI O SI; en estos tiempos eso tipifica un delito, es bueno que alguno jefes lo sepan, y que seguramente, como lo ha hecho hasta ahora, no habrá cobertura por parte de la Jefatura de Policía.

En otros casos, hay hijos menores en el hogar que a partir de la cuarentena no hay quien los cuide mas que sus padres, o alguno de ellos si son solteros, hay jefes que se han mostrado indiferentes ate estas cosas, y están poniendo en peligro a inocentes criaturas; esto TAMBIÉN ES UN DELITO, y quienes no tomen esos casos aislados como una situación en el marco de la emergencia sanitaria podrían verse muy perjudicados en su carrera o en su propio trabajo.

Lamentablemente, no hay sensibilidad en los que conducen, no deseamos que nadie salga perjudicado en este mal momento; pero quienes conducen deben pensar en sus hijos, mírenlos a la cara y piensen en esos policías que también tienen hijos.

Te puede interesar