ESPAÑA: España: una mujer escupió a los policías que intentaban detenerla al grito de “¡Tengo coronavirus!”

Interés General 21 de marzo de 2020 Por utrapol
Había sido denunciada por su pareja por violencia de género. Dio positivo del test, por lo que ocho guardias civiles permanecen en cuarentena.
policia españa

La noticia indigna a España y al mundo entero. Ocho guardias civiles en Zaragoza deben permanecer en sus casas de cuarentena después de que una mujer a la que estaban deteniendo los escupiera al grito de "¡Tengo coronavirus!" y luego confirmar que esto era cierto.

El repudiable acontecimiento sucedió en Cuarte de Huerva, una localidad de la provincia de Zaragoza. Todo comenzó cuando un hombre llamó a la Guardia Civil denunciando una agresión de parte de su pareja, por lo que varios móviles se trasladaron al lugar.

Una vez en el domicilio, las fuerzas de seguridad se encontraron con el hombre con algunos moretones y a una mujer "descontrolada", según detalló El Periódico de Aragón.

Al intentar reducirla, ella perdió aún más el control y comenzó a escupir a los policías mientras gritaba: "¡Tengo coronavirus!". Sin bien lograron detenerla, continuó escupiéndolos mientras era llevada a uno de los patrulleros.

La alarma se encendió horas después: la Guardia Civil recibió una llamada del hospital en el cual se encontraba esta mujer confirmando que estaba infectada con Covid-19.

Al conocer la noticia, 8 miembros de la fuerza de seguridad fueron puestos en cuarentena. Sin embargo, la polémica es mayor: a Luis Ángel Marcén, el abogado que defendió a esta mujer (y que estuvo en contacto con ella), se le negó que le hicieran el testeo pertinente ya que en la Clínica donde lo atendieron le dijeron que él no presentaba ningún síntoma.

El repudiable acontecimiento sucedió en Cuarte de Huerva, una localidad de la provincia de Zaragoza. Todo comenzó cuando un hombre llamó a la Guardia Civil denunciando una agresión de parte de su pareja, por lo que varios móviles se trasladaron al lugar.

Al intentar reducirla, ella perdió aún más el control y comenzó a escupir a los policías mientras gritaba: "¡Tengo coronavirus!". Sin bien lograron detenerla, continuó escupiéndolos mientras era llevada a uno de los patrulleros.

La alarma se encendió horas después: la Guardia Civil recibió una llamada del hospital en el cual se encontraba esta mujer confirmando que estaba infectada con Covid-19.

Al conocer la noticia, 8 miembros de la fuerza de seguridad fueron puestos en cuarentena. Sin embargo, la polémica es mayor: a Luis Ángel Marcén, el abogado que defendió a esta mujer (y que estuvo en contacto con ella), se le negó que le hicieran el testeo pertinente ya que en la Clínica donde lo atendieron le dijeron que él no presentaba ningún síntoma.

"Me quedaré en casa por responsabilidad, pero si me he infectado he puesto en peligro al Juzgado de Violencia sobre la Mujer, al de Guardia y hasta un preso de Zuera al que tuve que atender en una prueba médica en la clínica forense", sostuvo el abogado, al mismo tiempo que criticó al Ministerio de Salud de España por no atender casos como el suyo.

Te puede interesar