EL GOBIERNO DE PEROTTI AUSENTE: Como diría Sain, todo papeles, en los hechos nada. Las dependencias no tienen elemento alguno de prevencion

Gremiales 13 de marzo de 2020 Por utrapol
En los últimos minutos, UTRAPOL tomó contacto con distintos policías de TODA LA PROVINCIA, de unidades operativas, investigativas y administrativas, en el 99,9 % de ellas no hay barbijos, guantes descartables, alcohol en gel, dispenser de agua. Las Divisiones Logísticas nos confirmaron no tener presupuesto para ello.
foto 1

No pasa solo en seguridad, también pasa en educación, en algunos efectores de salud, y en casi todo el resto de la Administración Pública, pero en el caso particular nuestro, la seguridad pública no es algo que pueda darle vacaciones a sus trabajadores; y por eso son los más expuestos; la provincia no esta haciéndose cargo de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus; los policías están en peligro inminente.

Funcionarios políticos, como así la jefatura provincial se limitaron a bajar meras comunicaciones de acciones preliminares ante un caso concreto, y sobre las prevenciones, solo discursos grandilocuentes, pero el material para prevenirlo no llega, y se cree que no llegará, sencillamente, las divisiones logísticas de las regionales dicen no tener un peso para solventar los gastos que demande la prevención, y desde el gobierno tampoco se asigno dinero alguno; por lo bajo algunos jefes zonales, dicen que les llegaron a decir, "arbitra los medios". los habrán mandado a manguear?

Desde la jefatura se habría ordenado, la compra por parte de las jefaturas operativas y administrativas en la provincia, de alcohol en gel, disponer de dispensers de aguas; pero de las dependencias a las que la Unión de Trabajadores Policiales (UTRAPOL) consultó, dijeron no tener dinero para afrontar los gastos que se pretenden.

Curar de chamuyo

Como lo venimos diciendo desde que arranco este penosa gestión justicialista, no tienen nada mas que el discurso berreta de querer hacer creer que todo esta bien, cuando no tienen ni la menor idea de donde estamos parados; en materia de seguridad no pueden saber donde operan diez motochorros que asolan un barrio, mucho menos van a afrontar una pandemia.

Además, la mayoría de los policías no ha recibido una acabada información de frente a qué se está. Dificilmente se puede prevenir o curar una enfermedad, cuando los propios preventores son los principales vulnerables. Hay un gobierno indolente que poco y nada le importa el sector de trabajadores policiales.

Te puede interesar