EL IMPOSTOR: En silencio Perotti habla de un error de cálculo

Interés General 09 de marzo de 2020 Por utrapol
Nunca un Gobernador ha tenido que dar tantas explicaciones sobre la inseguridad, la policía y sus funcionarios en tan corto tiempo, los noventa días de miel de un nuevo gobierno se esfumaron, y comienza a caerse el maquillaje del que quiso ser y no era.
perotti y sarnaglia

Uno cuando dijo algo de manera imperativa, con convicción, difícilmente pueda retractarse, rectificarlo, mucho menos en política, mucho menos si se ocupa el mayor lugar del poder en una provincia, y es lo que le paso a Perotti; como es que alguien que dijo "yo fui a buscarlo a la casa", por Victor Sarnaglia, a quien designó jefe de Policía; y que hasta ahora no le dio resultados en materia de seguridad; sino dolores de cabeza, y cada semana se conocen cosas que el Mandatario santafesino no sabia. Para no decir un "vendedor de humo"; preferimos decir, un "gran impostor".

Seguramente cuando Omar Perotti fue a buscar a "su jefe de policía", solo se tragó el sapo del "buen policía", y muy superficialmente habrá sabido pocas cosa negativas de Sarnaglia, quien ha argumentado que "le hicieron una cama", o quizás el Gobernador se dejó llevar por ese posteador serial de facebook, que no se banco quince días de "sus seguidores" y huyó como un cobarde, cuando comenzaron las críticas por haberse alejado del uniforme; también engaño a miles de internautas que lo creían policía.

Indirectamente el Ministro Sain, quien no participó en la elección de Sarnaglia como jefe, indirectamente se lo enrostra al hablar de que la institución está mal por jefes del pasado, y claramente ese jefe del pasado es el ex TOE.

Muchas veces se dice no solo hay que ser, sino parecer; o no solo parecer, sino ser; creemos que este caso a Victor Sarnaglia podemos ubicarlo en ambos extremos; los que posiblemente Omar Perotti no conocía. 

El Jefe del TOE

Obvio que Perotti sabía los antecedentes "formales" de Sarnaglia, y de su paso como jefe de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE), unidad operativa que históricamente se han disputado con el fallecido Alfredo De felix en cuanto a la idea y creación.

Por ahí lo que repugna de Sarnaglia, sobre todo a quienes lo conocemos muy bien, es su discurso berreta, de "el hombre de barrio el pozo", tratándo de impostar alguien que no es, dar una imagen de humildad de la que ya dio muestras no tiene para nada.

Los oficiales superiores, murmuran mucho, demasiado por lo bajo, y todos en actividad y retirados, siempre han hablado de las flaquezas de la administración económica de Sarnaglia cuando fue jefe del cuerpo de élite santafesino; desde los gastos reservados hasta esos móviles policiales que nunca se movían, pero en los registros del Departamento Logística (D-4) cargaban más combustible que un Boeing 737.

El Jefe de Reconquista

Sobre su culpabilidad en la fuga del narco "king kong" Cardozo, después de mantener un silencio extraño de trece años, el actual Jefe de Policía salio públicamente a argumentar algo que no está en el sumario administrativo, y que incluso podría generarle una controversia judicial, ya que Sarnaglia dijo que la fuga del paraguayo fue urdida en "una cama" que le había hecho el ex jefe de policía, Comisario General Jorge Carlos Pallavidini. para alcanzar la jefatura de policía.

El hombre de Macri en la Metropolitana

Sarnaglia, obligado a irse de la fuerza después de su responsabilidad en la fuga del narco Cardozo, fue a "vender humo" en la Ciudad de Buenos Aires, y de la mano de "fino" Palacios desembarcó en la nueva policía porteña, dejando mucho que desear ya que los resultados nunca llegaron, casi calcado como aquí.

El grupo que encabezaba por esos años, la hoy Policía de la Ciudad, estuvo muy emparentada con dar "cobertura a prostibulos", a punto tal que el jefe de la Comisaría 15° de ese momento fue llevado a juicio y condenado, y exonerado de la fuerza.

En el año 2011, como consecuencia de algunas irregularidades, el entonces ministro de justicia Montenegro, desplazo a varios funcionarios, entre ellos a Sarnaglia.

El Director de la Escuela de Cadetes

Victor Sarnaglia fue el responsable de que la provincia tuviera que afrontar un juicio y perderlo, cuando en su gestión como director de la Escuela de Cadetes un alumno fue violado, algo que determinó la justicia.

En el juicio, el cadete imputó a Sarnaglia de querer encubrir los hechos. Hoy nos preguntamos si cuando "se sinceró con Perotti", le comento este episodio.

El Director de la Agencia de Seguridad Privada

Ya en su ocaso, y sin tener recepción ni empatía con la fuerza a pesar de sus esfuerzos en las redes sociales, fue a trabajar a una agencia de vigilancia como director de la misma, pero al tiempo el responsable tuvo que echarlo porque no quería ir a cumplir con sus tareas.

Según nos cuenta uno de los chóferes de la empresa, que había veces que que se hacia buscar y debía esperar hasta una hora para salir, como queriendo demostrar aires de divo, a quien se le rinden ciertas pleitesias; muy poco le duro ese comportamiento, y fue despedido.

Poner blanco sobre oscuros

Por qué hacemos este raconto del Jefe de Policía, y que claramente es negativo; no escondemos esa intencionalidad, para nada; es que queremos primero mostrarle al Gobernador que se dejó impostar por un pésimo policía; pero además porque hoy Sarnaglia quiere que sus subordinados sean lo que el jamas fue.

El jefe de la fuerza habla de compromiso, trabajo, honestidad, credibilidad y siempre de recomponer relaciones entre los propios policías y con la sociedad.

Fue Sarnaglia quien fue parte de la destrucción de la policía hace más de una década cuando era jefe, a él se le escapó un peligroso delincuente, a él le violaron un cadete en un instituto, a él lo echaron de la policía de Buenos Aires; que es lo que pide hoy? Es tan cara dura para pedir lo que el jamas fue? Por qué tanta hipocresía?

Omar Perotti, sabe en su soledad que cometió un gran error, y llevado por el maquillaje de una puesta en escena compró sin más, y sin estar bien asesorado, de otra forma no estaría la fuerza policial con el ánimo por el piso como nunca pasó.

Perotti, con casi noventa días en el gobierno, y con cacerolas en las calles por la falta de resultados de la policía, y sabiendo que lo que falla es la cabeza, deshoja la margarita para ver en que momento desplaza al impostor.

Te puede interesar