"SAIN BUSCA ENEMIGOS DONDE NO HAY": Joaquín Blanco avisa que no aprobarán la ley de necesidad pública

Interés General 08 de marzo de 2020 Por utrapol
El presidente del bloque de Diputados del Frente Progresista cuestionó a Perotti, al ministro Sain y advirtió que harán cambios a la media sanción del Senado
foto1

Joaquín Blanco es el presidente del bloque de Diputados del Frente Progresista y uno de los hombres más cercanos a Miguel Lifschitz, principal figura del socialismo, quien ha optado por el silencio como estrategia política. Con ese respaldo, el joven legislador, anticipa cual será la posición de la bancada mayoritaria que no aprobará la media sanción del Senado de la Ley de Emergencia. Responsabiliza al gobernador Omar Perotti por ubicar en la categoría de "enemigo" al FP, cuestiona al Ministro de Seguridad Marcelo Sain "que en 80 días ha insultado a tres ex gobernadores" y estima en "22 mil millones" el techo de de endeudamiento que están dispuestos a autorizar y no los más de 30 mil que solicita el Ejecutivo. Mas allá de la coyuntura que caracteriza el momento, el diputado socialista sostiene que "hay diferencia en cuanto al rol del Estado" y declara que "es injustificable que no se hayan pagado los sueldos en tiempo y forma".

--¿Qué puede pasar la semana que viene con lo que se aprobó en el Senado?

--Primero quisiera volver sobre la votación en el Senado. Después de eso nos quedó una sensación muy profunda de frustración. Hace 4 semanas que venimos trabajando todos los bloques en ambas cámaras para llegar a un acuerdo, y ese fue el espíritu del Frente Progresista. Hubo borradores de ley, consultas con ministros y muchas reuniones y llegamos a dos dictámenes y una votación dividida, y es el síntoma de un fracaso. No poder conseguir una ley que se aprobara por unanimidad en el Senado y que pasara la Cámara de Diputados.

--¿Las diferencias son de fondo o de "fondos"?

--Es conceptual.

--¿Ustedes aprobarían 22 mil millones?

--Endeudar a la provincia no es algo gracioso, más cuando esa deuda la vamos a pagar todos los santafesinos en el futuro y hasta el próximo gobernador, ya que todo lo que tome de deuda Perotti lo va a trascender en el mandato.

--Como lo que esta pagando ahora o tiene que pagar Perotti, que es lo que "tomó" Lifschtiz. ¿No hay ningún nivel de autocrítica de la situación que dejó el Frente Progresista, por ejemplo el FUCO que está agotado, o la deuda de la EPE?

--Partimos de diagnósticos diferentes porque tenemos concepciones del Estado diferentes. Ahora esta gobernando Santa Fe una concepción de un estado pequeño, más de "sentarse sobre la caja" y a partir de eso administrar problemas. Nosotros creemos en un Estado que garantice derechos, que tenga una política pública que después busque los recursos para aplicarla. La lógica de Perotti es inversa, y la conocemos porque esa lógica ya gobernó esta provincia: "Me paro arriba de la caja y veo qué hago". No podemos entrar en un "toma y daca" como si fuera una verdulería, mil millones más, mil millones menos. El FP tomó deuda para obra pública, para financiar bienes de infraestructura que tienen una razón conceptual,  porque cuando uno construye un hospital lo usamos todos por los próximos 50 o 60 años y eso es justo, porque lo vamos a pagar todos con nuestros impuestos. Perotti quiere endeudarnos para gastos corrientes.

--Pero eso no fue así, al punto que por primera vez no se pagaron los sueldos en tiempo y forma

--Fue una medida errada e injustificada. Tenia todos los instrumentos para poder pagar.

--El instrumento es la plata, los fondos.

-- Por supuesto. Estaba y por eso es inexplicable. Por eso, la sensación de frustración de la que hablaba al comienzo: tenemos la voluntad de acuerdo para un ley "posible".

--¿Lo que viene del Senado así como esta no sale, entonces?

--Eso lo sabe el gobierno desde el primer día. Y además fue clarísima nuestra posición en el Senado. La pelota la tiene el Ejecutivo, porque fue el propio gobernador el que imposibilitó una ley de consenso. La postura inflexible es de Perotti, y me consta porque hubo ministros que avanzaban en un ley con acuerdo, y a último momento llegó la orden de Perotti de avanzar con el proyecto original. Hay una cuestión política de fondo. Perotti tiene que decidir que relación va a tener con la legislatura. Tendrá que convivir con la mayoría del FP en Diputados, pero también con la heterogeneidad del bloque peronista que ya ha dado muestras de tener diferencias importantes, sobre todo en el Senado. No puede ser que esa actitud haya sumergido a la política santafesina y a su propia gestión durante tres meses a discutir una ley.

--Ha dicho el Gobernador que es un tema central para poder gobernar. ¿Ustedes no se sienten para nada responsables de la situación? Lifschitz hace meses que no habla, y le gustaba hablar en los medios...

--Nosotros no compartimos ni el diagnóstico ni el accionar del gobierno. Comparar las gestión del FP con los tres meses de Perotti es como comparar manzanas con peras.

--¿Esto va a ser así durante los próximos cuatro años ?

--Esperemos que no... esperemos que haya lecciones aprendidas de este proceso. Esto arrancó el 23 de diciembre y la ley fue rechazada el día antes de Nochebuena.

--No, esto empezó antes, cuando el FP aprobó el presupuesto 2020 un rato antes de dejar el gobierno, dejándole "marcada la cancha" al gobierno que asumía a las 48 horas, en un hecho políticamente cuestionable, rayano en la provocación...

--Una cosa es la relación política, otra el instrumento. El presupuesto --que es el instrumento-- no es cierto que condicione a la gestión porque el presupuesto se negoció con Walter Agosto, Rubén Michlig y otros referentes del peronismo.

--Pero eso fue después de mandar el proyecto que nunca debió ser remitido.

--Eso es una visión política y con miradas distintas dentro del peronismo inclusive.

--¿Ustedes ponen todo en el peronismo? ¿Mandan un proyecto sobre la hora de irse, que condiciona los movimientos del futuro y la culpa es del peronismo? Son "las carmelitas descalzas"

--Ni carmelitas ni culpables, tenemos posiciones políticas diferentes y eso hace necesario ir hacia una política de acuerdo. Partamos de ahí: ¿sos inflexible o tenés que ir a acordar? ¿Lo tratás como enemigo o buscas achicar las diferencias? El FP a lo largo de sus gestiones conoció todos los rincones de la provincia y el Estado. Sabemos lo que hay y no nos van a correr con slogans. Nos parece un despropósito que el Gobierno de Perotti no haya arrancado y justifique la parálisis porque no sale una ley.

--¿En qué punto estamos ahora?

--Hay dos cuestiones técnicas que tiene que contestar el gobierno de Perotti. La primera es cuál es el estado real de las cuentas . Hay dos pedidos de informes aprobados en la Cámara pidiendo el estado de las cuentas al 31 de enero y al 29 de febrero. Queremos saber qué es lo que tiene en caja, porque tenemos una hipótesis -que queremos corroborar- de que están ingresando vía la "ley de solidaridad" nacional ingresos 'extrapresupuestarios' a la provincia, con la vuelta del IVA a determinados productos, ganancias, bienes personales. Queremos saber el volumen, algunas fuentes hablan de 15 mil millones que están ingresando a la provincia. Y lo otro es por qué no se usan los 5 mil millones que tiene autorizados para colocar deuda por ejemplo, que lo podría haber hecho el ministro Walter Agosto, y así arrancar.

--Una de los aspectos de la emergencia es la seguridad, ¿ni eso se aprobaria ?

-Todo lo referido a seguridad en la "ley de necesidad pública" fue modificado ahora por el Senado. Es decir que la mayoría peronista no le dio al gobernador lo que pedía. Acá hay un tema de confianza y credibilidad que aparece en la figura de Marcelo Sain, pero nosotros sabemos que Sain es Perotti, que nos proponía "la paz y el orden" y armó este equipo y en vez de buscar una política de construcción de consensos, Sain busca enemigos donde no los hay. A la semana de asumir, planteó que Lischitz y Rubén Galassi eran los instigadores de una movilización histórica en Rafaela con un escrache a la casa del Gobernador, un hecho gravísimo. Que Antonio Bonfatti tenía connivencia con fuerzas oscuras, y hasta se metió con la gestión de Jorge Obeid en el Conejo Municipal la semana pasada. Y en 80 días Sain dijo más barbaridades que todos los ministros del FP en doce años, insultó a tres ex-goberndores , y en definitiva planteó que la política tiene connivencia con el delito organizado. Es difícil llegar a consensos en ese marco, con alguien que dice esas cosas.

--Volviendo a la ley. ¿Lo que aprobó el Senado no pasa diputados, es asi ?

--Eso no, pero vamos a buscar una ley de consenso a partir del dictamen del FP que habilita 22 mil millones de endeudamiento, pero con fines concretos y predeterminados, no para "el éter" o gastos corrientes, el compromiso de una fuerte asistencia a municipios y comunas, sin discriminación, y menos con "superpoderes".

--Los intendentes saben que si no se aprueba una ley no van a tener plata para pagar los próximos sueldos. Entre ellos, Emilio Jaton y Pablo Javkin que son del FP y que públicamente apoyan la ley.

-- Coincidimos, por eso pedimos el estado fiscal, y por vía de coparticipación, los municipios van a tener una situación diferente. Pero sabemos que es necesaria una ley posible. Ya dimos una muestra de eso. La pelota la tiene el gobernador, que tiene que construir una relación con la Legislatura a partir de la realidad, desde el juego democrático y no desde el capricho y la inflexibilidad.

--Lifschitz "balconea" la situación, su silencio es sugestivo...

--Miguel asumió una actitud de mucha prudencia. Después del discurso inaugural de Perotti, que fue una falta de respeto y una declaración de guerra. Esperábamos escuchar a un gobernador diciéndonos lo que iba a hacer y decidió enfrentar el FP. Ante esa realidad,  y atento a la alta responsabilidad institucional que tiene como presidente de la Cámara de Diputados, decidió guardar silencio esperando que este gobierno arranque.

FUENTE: Rosario12

Te puede interesar