LA CULPA DE LA INSEGURIDAD ES DE LA LEGISLATURA: El Jefe de policía se autocacerolea y culpa a la oposición

Interés General 04 de marzo de 2020 Por utrapol
Victor Sarnaglia, sin un solo programa de seguridad para la provincia, junto a su Ministro Sain, toma un rol político y le apunta al Frente Progresista por la crisis de la inseguridad.
foto1

"Si no hay ley, esto no tiene solución", soltó varias veces Victor Sarnaglia a un medio de la capital santafesina, y volvió a calentar las relaciones políticas entre oficialismo y oposición, claramente el jefe policial, en vez de ocuparse y preocuparse por la demanda de seguridad que le pide la gente, asume un rol que no le compete, seguramente mandado por sus jefes, y le tira la sociedad encima a los legisladores.

Estas palabras no cayeron muy bien en el seno del socialismo y del radicalismo, y ya adelantaron un fuerte comunicado en ese sentido, y obviamente plantea un panorama nada optimista para el tratamiento de algunas leyes en la Legislatura, particularmente en la Cámara de Diputados.

Se fue de boca

Pasado el mediodía, un dirigente muy importante del justicialismo y con peso en la Casa Gris, le decía a un grupo de "compañeros peronistas", que los dichos de Sarnaglia lo único que hacían era dinamitar toda posibilidad de entendimiento con la oposición; "no podemos pretender que nos den algo, si todos los días seguimos con que la culpa es de los anteriores, hagamonos cargo de la situación nosotros, cada vez quedamos como mas boludos", disparó el dirigente.

Además agregó sobre el jefe policial, "este tipo se fue de boca, por que no se ocupa de lo que tiene que hacer, que es comandar la policía que hasta ahora no hizo una mierda". Al parecer el enojo en algunos casos no era solo en la vereda de enfrente, sino también en la propia.

Está mas que claro, que el cacerolazo de mañana, ante el hartazgo de la gente, el jefe de Policía, cara visible de la inseguridad, quiere endosarselo a los diputados socialistas y radicales; la gente ua sabe que el problema no es la ley, el problema es la ineficiencia de los funcionarios de Perotti.

Te puede interesar