SARNAGLIA SE LAVO LAS MANOS: Echó a Baella de Relaciones Policiales a raiz del escándalo de la Banda de Música

Interés General 26 de febrero de 2020 Por utrapol
Desde UTRAPOL Noticias ya lo habíamos adelantado en la tarde de hoy, sobre la presión que existía sobre el jefe de la fuerza y la Directora General Claudia Baella devenida la investigación sobre quien autorizó a la participación de la Banda de Policía en un acto realizado por familiares de policías muertos e la época del proceso militar.
Captura de pantalla (1933)

Casi como una premonición nuestro cronista de los pasillos del Ministerio de Seguridad, ya nos había anticipado que podría darse una "salida elegante" de la Directora General Claudia Ballea de la jefatura del Departamento Relaciones Policiales provincial, habida cuenta que no había demasiado margen de maniobrabilidad para que Victor Sarnaglia jefe de Policía, o Baella se excusen de responsabilidad alguna, ya que la orquesta policial solo actúa con autorización de ellos.

Entada la tarde se conoció la noticias que una resolución firmada ayer feriado, ponía al frente del Departamento Relaciones Policiales a la Subdirectora Roxana Eletti en reemplazo de Claudia Baella.

Los papeles seguramente dirán que que "justamente hoy", la general Baella cumplía treinta años de servicio y se acogía a los beneficios del retiro, y así hacer de ella una salida elegante. 

La investigación de Sain

En rigor de verdad, hay legisladores, organismos de derechos humanos, y otros dirigentes políticos que quieren saber quien dio la orden para que la Banda Policial toque en un acto poco común, por eso no es de extrañar que por ahí se haga una explicación que satisfaga a todos, "LA RESPONSABLE ERA BAELLA Y LA ECHAMOS DE LA FUERZA"; algo que en rigor de verdad se dilucidara si es que efectivamente se conoce el final de la investigación administrativa. 

Cuando pasan estas cosas, una debe peguntarse hasta cuando sigue el manoseo, o hasta cuando los oficiales superiores se van a seguir bancando el destrato de los políticos o de algunos jefes policiales con nada de autoridad moral para asumir las responsabilidades del cargo.

Te puede interesar