PIDEN MANO DURA: Algunos querrán que apaleemos trapitos para no hacerse ellos cargo de lo que "les corresponde"

Interés General 26 de enero de 2020 Por utrapol
Algunos quieren que la policía se haga cargo de una problemática social, piden la intervención policial, nos exponen hablando de "tener las manos atadas", niegan la existencia de leyes, cuando sí las hay. Nadie quiere hacerse cargo de esto, y buscan como siempre los chivos expiatorios.
trapitos

En la víspera, un portal de noticias (SL24) de la ciudad de San Lorenzo, sobre la presencia de trapitos en la ciudad del sur, expresaba, "Con leyes provinciales derogadas como la mendicidad y ebriedad en la vía pública las fuerzas policiales no pueden retirarlos de sus paradas, hay un grupo que acampa todas las noches en el Campo de la Gloria".

Esto es lo que pasa en muchas ciudades de nuestra provincia, pero la solución no es la policía señores, la solución la tienen que dar las autoridades políticas del lugar, porque esto es una cuestión social más que de seguridad pública, se ha vuelto algo crónico, a los que los gobiernos de turno locales le disparan.

El mismo medio periodístico, referencia a lo que les pasa a los sanlorencinos, "durante el día se apostan en diferentes esquinas de la ciudad para hacer las veces de cuida coches y pedir a cambio dinero, esta problemática es imposible de abordar por las fuerzas policiales ya que en la provincia de Santa Fe fueron derogadas las leyes de mendicidad y estado de ebriedad en la vía pública". 

El portal periodístico equivoca, quizás por desconocimiento, que las fuerzas policiales no pueden abordar esto; y en rigor de verdad, no les corresponde a los policías actuar ante las conductas de la sociedad que emerge de diferentes maneras para obtener dinero, salvo que que se trate de un delito o una contravención; el mismo portal, señala sobre derogaciones de leyes para que actúe la policía.

Casi como desconociendo las herramientas legales que hay para afrontar esta problemática", SL24, dice que intendentes y presidentes comunales no tienen normas par afrontar esto. "Cualquier tipo de regulación por ordenanzas municipales no sirven para nada ya que aquellos que decidan no hacerlo no están obligados por ninguna ley provincial ni nacional".

La solución no es la policía ni los palos

Cuando desde nuestra entidad gremial, UTRAPOL, leímos esto; recordamos que suele ser un constante reclamo que muchos intendentes de la provincia le hacen a la policía, pero la policía no está para esto. Como a un adolescente que está haciendo las veces de "trapito", porque resulte molesto a los transeúntes o automovilistas, el Estado le va a responder con un patrullero con balizas, dos uniformados con pistolas en la cintura y un bariston; eso es generar violencia.

Ocurre en primer lugar, que aquí nadie quiere hacer las cosas como corresponde, entonces es mas fácil ir a la solución fácil, sin costos adicionales para los estados municipales, y además no exponerse a situaciones políticamente incorrectas, para qué, si en algún momento se necesitan de los votos de esos trapitos y su familia, y si la respuesta policial es satisfactorias se la facturan a la clase alta y media, esa que "padece" a los trapitos; pero si algo sale mal; esa misma dirigencia política es la que hablará de la "violencia policial".

Hay leyes 

No es verdad lo que refleja el medio periodístico del sur provincial sobre que no hayas leyes para esto de "los trapitos", si las hay y muy variada, a nivel nacional, provincial y en cada una de las intendencias; creemos que la problemática de fondo, es no llevarlas adelante para no auyentar votos de un lado y del otro, y para no poner plata de nuestros impuestos en esas leyes.

En la provincia de Santa Fe, y puede consultarse en el portal oficial, hay programas que van desde "Familias solidarias", pasando por "Santa fe juega", "Plan abre", y otros tantos que apuntan a que estas personas puedan progresar en su modo de vida.

Vayamos a lo que hace o debería hacer la subsecretaría de la "Niñez y adolescencia", o en el área de cultura, que van desde los "Espacios Culturales" hasta las "Políticas culturales".

Todos estos planes y muchos más bajan desde la Nación, están en las ciudades y las comunas; ustedes dirán, están en los papeles, pero no en los hechos; eso seguramente puede ser verdad; pero de quién es la responsabilidad entonces. Caemos en lo que dijimos más arriba, usemos a la policía que es más barato y efectivo, a veces.

Se necesitan funcionarios que trabajen y no ñoquis

Cuando los funcionarios asumen en sus cargos, en los ejecutivos, de la provincia, las municipalidades, las comunas, comienza el festival de nombramientos, ministros, secretarios, subsecretarios, directores, asesores, todo aquel que participo de la campaña política del partido ganador, pone en funciones a los más notables, y también a los "punteros", porque hay que pagar favores políticos.

Muchas de esas personas, hombres y mujeres, jamas tienen la menor intención de cumplir sus funciones con compromiso, y si existe alguna con ganas de hacerlo, desde arriba, generalmente se les dice, "no, para eso no hay presupuesto".

Esta es la cuestión de fondo, tenemos en las estructuras políticas del Estado, una gran cantidad de ñoquis, que en vez de cobrar suculentos por no hacer nada, deberían buscar trabajo en la parte privada, por eso los trapitos, los mas necesitados siguen padeciendo esto y molestan a algunos, en lagunas ciudades, por la incapacidad manifiesta de los funcionarios.

Nosotros los policías no estamos para seguir castigando socialmente a quienes ya padecen la desidia de un Estado ausente; pongan la plata en deportes, cultura, educación, salud, y no en los punteros.

Te puede interesar