MIGUEL ZALAZAR: "La ley de emergencia no debe contener reformas laborales, el justicialismo ya lo pagó caro en 2006"

Gremiales 22 de enero de 2020 Por utrapol
Ante la insistencia en la ley de emergencia en seguridad que vuelve a llevarse a la Legislatura, creo que no debe haber modificaciones sobre la Ley de Personal que en algún punto pide el Mnistro Sain, y que son de corte netamente de los trabajadores. Eso debe hacerse en un plano horizontal y con los policías.
salarios

En el año 2007, el gobierno justicialista que por entonces comandaba Jorge OBEID cayó estrepitosamente ante la coalición frentista que llevó a Hermes BINNER como gobernador; y uno de los aditamentos para ese revés en las urnas, fue el voto policial en un 95 % contra el oficialismo producto del grave daño que habían hecho el año anterior cuando sancionaron la Ley de Personal Policial n° 12.521, que hasta la fecha sigue con parches. PEROTTI estará dispuesto a correr ese riesgos?

Por Miguel ZALAZAR - UTRAPOL

Ahora, so pretexto de la inseguridad, el ministro reclama una ley, donde pretende, según él, hacer retoques a la estructura policial. Lo primero que quiero señalar, y como lo dije antes, no hace falta una ley de emergencia en seguridad para menguar el delito, lo que hace falta es saber tener un plan sustentable, y conocer la provincia, y básicamente la herramienta principal, la policía y los policías, algo de lo que carecen hoy SAIN y SARNAGLIA.

El ministro ha pedido una serie de puntos, que van más allá de cuestiones materiales o de una simple reestructuración de la policía, como que no merecería objeción si se trata de que el pedido va por una cuestión de operatividad, porque es su responsabilidad y decisión política de como llevar adelante la gestión, lo que no puede admitirse es que algunas decisiones impacten negativamente en el personal policial y sobre todo en el bolsillo.

Cheque en blanco

“modificar la estructura orgánica y funcional de la Policía de Santa Fe, creando, transformando, extinguiendo o suprimiendo total o parcialmente funciones y dependencias” y “reajustar y racionalizar los recursos humanos, asignando y reasignando funciones, dependencias y destinos a todo el personal de la Policía de la provincia". Eso es lo que pide el Ministro SAIN, una especie de cheque en blanco para hacer y deshacer la institución, y fíjense la ambigüedad del texto, lo que habilitaría a trastocar cuestiones laborales.

Creo que la ley en este punto, debe tener definiciones claras; que SAIN indique con claridad cual es la estructura que pretende cambiar, para qué, por que; y en caso de ser aprobada, que no pueda mover un ápice de algo que afecte al policía, mucho menos a su bolsillo.

La dirigencia política y los funcionarios de turno se jactan de hablar una policía democrática, y son los primeros en abolir sus derechos.

Te puede interesar