LA CONTRACARA: Los homicidios disminuyeron un 28 por ciento en la ciudad de Buenos Aires en 2019

Interés General 16 de enero de 2020 Por utrapol
La estadística de 2019 confirmó el descenso de homicidios en la ciudad de Buenos Aires, ratificándose las observaciones generadas en el informe del primer semestre.
detenido

Los asesinatos disminuyeron el año pasado un 28 por ciento con relación a 2018, según los indicadores aportados por el Mapa del Delito, herramienta utilizada por el gobierno porteño para trazar los planes de prevención del delito.

El año pasado se registraron, según cifras oficiales, 100 homicidios dolosos, mientras que en 2018 habían sido notificados 139.

"Los homicidios resueltos por la Policía de la Ciudad llegaron en 2019 al 69 por ciento. Este índice está por encima del promedio mundial, que se ubica en un 63 por ciento, según la Organización de las Naciones Unidas", afirmaron fuentes del gobierno porteño.

Y agregaron: "Este índice de resolución de casos es superior al promedio de 18 países de América, que tiene un 43 por ciento de acuerdo a la ONU".

Las fuentes consultadas sostuvieron que Buenos Aires tiene una tasa de 3,26 homicidios cada 100.000 habitantes. "Esa estadística convierte a Buenos Aires en una de las tres ciudades capitales de toda América con menos homicidios dolosos", agregaron.

Para decir que Buenos Aires es una de las tres ciudades de América con menos homicidios dolosos tuvieron en cuenta un informe de Igarapé Institute, una ONG de Brasil que analiza los crímenes de todos los países de la región. Según ese trabajo, en 2017, Ottawa, la capital de Canadá, tuvo 1,4 homicidios cada 100.000 habitantes y La Paz, la capital de Bolivia, en 2016, tuvo 1,5 crímenes cada 100.000 habitantes. Son las únicas capitales americanas que mejoran la tasa de homicidios de la ciudad de Buenos Aires, la más baja desde 1995, cuando se inició el análisis oficial sobre los asesinatos en el territorio porteño.

Mañana, el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli (funcionario a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad), y el secretario de Seguridad, Marcelo D'Alessandro, presentarán las cifras finales del Mapa del Delito 2019.

En enero de 2017 el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño comenzó a implementar un nuevo mapa del delito que se nutre de datos policiales, judiciales, de otros operadores estatales -agentes de Tránsito, bomberos y médicos del SAME- y, fundamentalmente, de la información que brindan los propios vecinos. Esa herramienta permite trazar la "hoja de ruta" con la cual establecer el despliegue policial y elaborar y ajustar las políticas de persecución criminal.

"El Mapa del Delito constituye una herramienta de gestión dirigida a la recopilación, procesamiento y análisis de la información concerniente a las actividades delictivas que se desarrollan en el territorio porteño y se publica anualmente", afirmaron fuentes de la Ciudad.

La finalidad de esta herramienta, agregaron las fuentes consultadas, es "avanzar en la elaboración de un diagnóstico certero de las causas y procesos que confluyen en los hechos delictivos registrados en las distintas comunas; contribuir a la elaboración de estrategias de prevención y conjuración del delito; promover un direccionamiento estratégico de los recursos humanos y logísticos de los servicios de seguridad, y favorecer una respuesta oportuna a los requerimientos de la población en materia de seguridad".

Bajaron los robos de autos

Según el registro de denuncias elaborado por el gobierno porteño, el delito que más disminuyó fue el robo de automotores, con un descenso de 49 por ciento en comparación con 2018.

En 2019 se robaron 1428 autos en la ciudad de Buenos Aires mientras que en 2018 habían sido notificados 2790 casos.

Para funcionarios que están al tanto de las modificaciones diarias del mapa del delito, la disminución del robo automotor se debió "al accionar conjunto del sistema de Anillo Digital -sistema de cámaras asociadas a lectores de patentes-, el Sistema de videovigilancia y al despliegue territorial de las fuerzas policiales".

Un delito que golpea fuerte en la ciudad de Buenos Aires es la actividad de motochorros. De todas maneras, se registró una disminución del 17 por ciento casos en esta modalidad criminal, ya que el año pasado hubo 9359 denuncias por robos cometidos a partir del uso de una moto y 12 meses antes se habían presentado ante un sede policial o judicial 11.271 damnificados.

Si se analiza el ciclo de 2019 podrá establecerse, incluso, un descenso más pronunciado de los ataques de motochorros. En diciembre pasado se detectaron 56 por ciento menos de robos de esa clase que en enero de 2019.

"La baja más significativa se produjo a partir del segundo semestre del 2019, cuando se evidenciaron los resultados del trabajo coordinado de los operativos de saturación, del accionar de las Comisarías Comunales, los Cuerpos de Investigación, de la División Motorizada de la Policía de la Ciudad y del uso de la tecnología. Así, en julio de 2019 el delito bajó un 16 por ciento respecto al mismo mes del 2018, en agosto un 33 por ciento, en setiembre un 41 por ciento, en octubre un 48 por ciento, en noviembre un 50 por ciento y en diciembre un 59 por ciento", explicaron en el equipo de trabajo de Santilli y D'Alessandro.

Cayeron los robos

Si se analiza el robo en general, la disminución fue del 12 por ciento. En 2019 se denunciaron 62.796 hecho contra los 71.121 conocidos durante 2018. "De los últimos siete meses del 2019, en cuatro meses se produjeron menos de 5000 robos por mes, lo que no ocurría desde el año 2000. Entre enero y diciembre de 2019, la baja en la modalidad robo fue del 16 por ciento. Mientras en enero fueron 5824 expuestos casos, en diciembre se registraron los 4881", aseguraron fuentes del gobierno porteño.

En cambio, las cifras oficiales marcaron el aumento de los hurtos, la sustracción de bienes sin uso de violencia. En 2019 se denunciaron 49.271 episodios con esas características, mientras que en 2018 hubo 42.274. Es decir que el incremento fue del 17 por ciento. La explicación oficial de este crecimiento del delito fue la "mayor oferta para canalizar las denuncias".

"Este incremento [el índice de hurtos] se debió a una suba en el registro de este delito. Esto fue posible a partir de una mayor oferta de los canales de recepción de denuncias, una campaña de concientización para que los vecinos realicen las denuncias y a la capacitación del personal policial para su recepción. Durante el año 2019, se incorporaron 56 cabinas de la Fiscalía de la Ciudad en 45 comisarías y 11 sedes de la Fiscalía de la Ciudad para que los ciudadanos puedan realizar denuncias sin intervención de personal policial. Solo en esta modalidad, se presentaron 9382 denuncias, lo que representa el 19 por ciento del total", explicaron desde el gobierno porteño.

Los motivos de la baja del delito

¿Por qué disminuyeron los homicidios y los robos? Según fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad, el refuerzo de la prevención en las calles se apoyó en las siguientes herramientas:

Más policías en la calle. Entre el personal de comisaría y el de distintas áreas (brigadas, motorizada, barriales) se desplegaron 19.757 policías en la calle. El Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad controla de manera online a ese personal, orienta con análisis estratégico y evalúa semanalmente los resultados obtenidos.

Patrullaje: Se implementó un modelo de patrullaje por el cual, durante el día, cada esquina es recorrida cada hora por un móvil policial y, por la noche, cada media hora.

Más vehículos. Entre patrulleros, motos, camionetas y cuatriciclos la fuerza porteña posee más de 2200 vehículos.

Operativos de saturación. Se implementaron operativos que focalizan los recursos humanos, logísticos, tecnológicos y grupos especiales en determinadas zonas y horarios que, según el análisis del mapa del delito, son las más afectadas.

Tecnología. En la ciudad se instalaron 9326 cámaras que integran el sistema de videovigilancia. Además, se sumaron 8000 cámaras en 2000 colectivos.

Sistema de reconocimiento facial. Opera con 300 licencias sobre todas las cámaras de la Ciudad y desde el 25 de abril al 31 de diciembre de 2019 permitió la captura de 1785 prófugos.

Anillo Digital: Es un sistema de control para identificar a los vehículos que utilizan las 74 entradas y salidas de la ciudad, puestos instalados en la avenida General Paz y puentes sobre el Riachuelo. Los operadores cuentan con datos aportados por 490 lectoras de patentes. Otras 61 unidades para reconocer el domino de los vehículos están ubicadas en diez avenidas.

FUENTE: Diario La Nación

Te puede interesar