PEROTTI: Quiere revisar el método de trabajo de los fiscales

Interés General 15 de enero de 2020 Por utrapol
El gobernador remarcó que se deberá rever el esquema de trabajo del Ministerio Público Fiscal porque "no se pueden dar ventajas en estos momentos".
perotti

El gobernador Omar Perotti recibió ayer en Rosario a los intendentes de las principales ciudades santafesinas con el propósito de que la provincia y municipios coordinen al máximo sus recursos, su información y sus fuerzas preventivas para alcanzar mas eficacia en las tareas de la seguridad pública. En la reunión se analizó el arribo de unos 3 mil efectivos de fuerzas federales que ayer mismo empezarían a desplegarse en el territorio provincial. Y se planteó la idea de hacer una revisión de las rutinas de todos los organismos y las fuerzas que trabajan en asuntos de seguridad para alcanzar una mayor eficiencia preventiva y operativa.

El encuentro se produjo en la central operacional OJO, en la planta baja de la sede local de Gobernación, y se prolongó una hora. Junto al ministro de Seguridad Marcelo Saín y el jefe de policía provincial Víctor Sarnaglia, el gobernador recibió a los intendentes Pablo Javkin (Rosario), Emilio Jatón (Santa Fe), Luis Castellano (Rafaela), Pablo Corsalini (Pérez), Alberto Ricci (Villa Gobernador Gálvez) y Leonel Chiarella (Venado Tuerto).

"Acá está todo el espectro político partidario de la provincia, todos comprometidos en realizar un esfuerzo para mejorar la seguridad", sostuvo el ministro Saín. La idea fue establecer mesas de seguridad local donde participen municipios, Ministerio de Seguridad y policía. Perotti señaló que la llegada de fuerzas federales implicará, como requieren los vecinos, mayor presencia de uniformados en la calle.

En el contexto del debate no estuvo ausente la secuencia de hechos graves de los últimos días en Rosario, que incluye ataques contra el Centro de Justicia Penal, una sede del Servicio Penitenciario y la balacera criminal que implicó el asesinato de un hombre en el casino el domingo pasado. También una seguidilla de 17 homicidios, algunos de los cuales son expresión de disputa de organizaciones criminales.

Fiscalía bajo la lupa

Al momento del diálogo con la prensa se enfocó en un tramo el desempeño del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que es el órgano encargado de la persecución del delito a través de los fiscales, que en esta etapa del año queda con una dotación reducida para atender, principalmente, los delitos flagrantes y con presos, y no los de mayor complejidad. Este diario le preguntó al gobernador si consideraba revisar el funcionamiento del MPA que entra en receso en enero y deja una guardia de fiscales restringida cuando suelen darse delitos significativos.

"Que no quepa la menor duda. Si hay una cuestión común debatida hoy es cómo tener un compromiso de todos los poderes. Y acá la organización tiene que ser fundamental. Saber con qué podemos contar en cada fin de semana, en cada feriado y en cada instancia de vacaciones. No podemos dar ventaja con esa falta de organización", sostuvo Perotti.

"Cualquiera que conozca la historia de los últimos años sabe que siempre enero ha sido muy caliente. Por eso es importante coordinar de esta forma para que no se dé este problema de recursos", dijo Javkin, quien agendó para hoy la reunión de la primera mesa se seguridad en la que se delineará una planificación más fina de rutinas contra el delito urbano en Rosario. Al evento acudirán autoridades del Ministerio de Seguridad y fuerzas policiales.

Una de las principales preocupaciones de Javkin pasaba hasta ayer por la falta de interlocutores en la cúpula de fuerzas federales de la ciudad que carecían de jefes a quienes interpelar en un momento en que hay una escalada de delitos violentos contra la vida pero, según el intendente, también incidentes contra bienes como ataques a la propiedad e incendios de vehículos.

La preocupación sobre el receso del MPA en toda la provincia se trató en la conferencia de prensa. El órgano encargado de perseguir el delito queda con un plantel para cubrir la emergencia en un momento en que el delito recrudece. “No hay política de seguridad posible sin la convergencia del MPA a tono con la problemática criminal que tenemos en Rosario”, dijo Saín, para quien la situación estacional supone la revisión de las rutinas actuales.

 “Vamos a tener que desarrollar con el fiscal general (Jorge Baclini) una reunión para abordar este tema. No se va a hablar de puerta giratoria ni eludiremos nuestras responsabilidad. Aquí estamos todos: Justicia, Ministerio Público de la Acusación, Poder Ejecutivo y gobiernos locales. Frente a estos hechos de tanta gravedad por ahí es más notoria la falta de coordinación. Vamos a sentarnos con las autoridades del MPA cuando vuelvan del receso y dar nuestra opinión al respecto”, dijo el ministro.

Enero ha sido un momento crítico en los últimos años. En 2019 el receso se produjo cuando estaba en curso la investigación de Esteban Alvarado que generó delitos de orden público. En 2018 se produjo la secuencia de ataques sangrientos entre las familias Funes y Ungaro.

Piden respuestas

Perotti dijo que ante el recrudecimientos de delitos, “la ciudadanía en muchas circunstancias está lejos de importarle si el tema es del juez, del Poder Ejecutivo, o del MPA. Lo que quiere es una respuesta. Y ver como mínimo que coordinamos investigaciones entre los distintos poderes del Estado. No nos puede volver a pasar que un enero, donde pasan estas cosas, nos encuentre en esta situación”, sostuvo.

“Que la población sepa que estamos coordinando todos los esfuerzos, las acciones y la información disponible para mejorar la seguridad. Hay una preocupación en cada ciudad de la provincia para mejorar la seguridad y este convenio nos va a permitir en cada regón darle formato a las instituciones que deben integrarse a esa mesa para aportar soluciones”, dijo el gobernador.

Al reunirse con los 19 jefes de regionales policiales, Saín había dicho que sería esencial la programación de servicios de seguridad pactada con los intendentes, en situaciones donde los municipios habían hecho importantes inversiones económicas en recursos, básicamente cámaras públicas y monitoreo preventivo.

“Esta coordinación que buscamos poner en marcha implica compartir información”, dijo Perotti. “Entre ellos los contenidos de las cámaras para que podamos sumar efectividad en las ciudades donde hay esfuerzos de vecinos, del municipio y la provincia sin que haya coordinación. Santa Fe es un caso: tenemos dos centros de monitoreo: una del municipio y otro provincial”. Para Perotti esa y otras cosas deben cambiar.

FUENTE: Diario La Capital

Te puede interesar