MEXICO: El indignante castigo a policías por faltar en Navidad y Año Nuevo. Durmieron en cajas de cartón

Interés General 06 de enero de 2020 Por
La SSC dijo que tuvieron que utilizarse las cajas porque ya no había espacio. Unos 700 policías de la Ciudad de México fueron arrestados y obligados a dormir en cajas de cartón por no acudir a trabajar del 24 de enero al 1 de enero de 2020.
Captura de pantalla (1358)

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) informó que los oficiales fueron arrestados por una “cuestión de reglamento”, ya que no hubo justificación para que se ausentaran de sus labores. Sin embargo, ante una situación de sobrepoblación en las instalaciones del sector Polanco, no hubo suficiente espacio para que los policías pudieran dormir en camas.

Lo anterior se dio a conocer luego de que se difundieran en redes sociales algunas fotografías en las que los policías, adscritos al sector Polanco, aparecen durmiendo en el piso cubiertos con cajas de cartón.

Según el periódico Reforma, la Dirección General de Asuntos Internos tomó nota de lo acontecido y advirtió que realizará las investigaciones correspondientes para poder determinar si hubo abuso de autoridad y/o condiciones adversas para los policías.

La diputada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Leticia Varela, informó que desde este órgano legislativo se dará seguimiento al caso: “Es importante que la Dirección de Asuntos Internos de Secretaría de Seguridad Ciudadana investigue y determine qué está pasando; desde el Congreso de la Ciudad de México daré seguimiento a esta denuncia”.

En una mañana soleada de Ciudad de México, unos 25 policías se ejercitan bajo la mirada y los gritos de un instructor. La escena podría ser común en otra parte del mundo, pero es extraordinaria en México, donde 75% de los adultos tienen sobrepeso u obesidad.

Los ejercicios son solo una parte de un programa al que poco más de 1.000 policías de Ciudad de México -de una fuerza total de 83.000- se sumaron para perder kilos, mejorar su salud y hacer su trabajo con mayor eficiencia.

Los uniformados reciben 1.000 pesos al mes (unos 50 dólares) como incentivo por participar en el programa, que incluye un plan de nutrición.

Durante la rutina, bañados en sudor, tienen rostros de concentración o de fatiga. Los cuerpos de algunos muestran los estragos de la epidemia de obesidad que afecta a México.

Es una forma de enfrentar "la problemática que tenemos en el país referente a la obesidad, al sedentarismo", dice a la AFP el instructor Javier Ramírez, al hacer una pausa en la rutina de ejercicios del programa "Policía saludable", que tiene unos tres meses en operación.

“Queremos que estén en óptimas condiciones para que puedan hacer su labor con eficiencia”, dice mientras algunos de los policías detrás de él -hombres y mujeres- toman un respiro.

Te puede interesar