RAFAELA: Hay comisarías y policías sin chalecos. Desde Logística de la Unidad Regional dicen que no hay talles.

Nuestros Policías en Acción 10 de diciembre de 2019 Por utrapol
Hace tiempo sucede esto, más precisamente desde el arribo del Director General Juan Bengoechea, pero ahora se agudizó, mientras tanto ordenan que el personal salga igual a patrullar. Quien se hace cargo si matan un compañero?
3

Hay mucha preocupación en unidades de orden púbico y particularmente en cada uno de los policías que trabajan en comisarías de la Unidad Regional V, porque la jefatura les retiró los chalecos hace un tiempo, y hasta la fecha no les ha repuesto los mismos, con lo que el personal está en permanente estado de peligro.

Desde la División Logística de la unidad manifiestan que no hay talles; sin embargo desde organismos superiores nos han informado que si los hay. Lo cierto es que en el mientras tanto, desde la jefatura que comando el general BENGOECHEA se siguen impartiendo órdenes para hacer servicios no estando provistos de los respectivos chalecos balísticos.

La orden se cumple sí o sí

Varios uniformados hicieron llegar en varias oportunidades los reclamos a los distintos jefes y estos a través de la cadena de mandos a sus superiores, pero una vez anoticiado el jefe de la regional, la orden era tajante, "el servicio tiene que cumplir se sí o sí", incluso en algunas oportunidades con exclamaciones fuera de lugar o deslizando la posibilidad de las famosas sanciones encubiertas, cuales son las de darles pases.

Desde nuestra entidad gremial, instamos a las autoridades policías superiores y a los funcionarios que correspondan a que tomen cartas en el asuntos y resuelvan esto de manera inmediata, a la vez que hacemos responsables de lo que le pueda ocurrir a algún compañero policía a los mismos.

Asimismo, hemos de hacer un planteo ante la Cartera de seguridad y ante la Defensoría del Pueblo para que se pronuncie de manera inmediata.

Algunos jefes deberían saber que los galones de los hombros no te hacen omnipotente, ni un dios; sino te dan responsabilidad, y no solo institucional, sino la responsabilidad de la vida de las personas; entonces no hay por que poner en peligro a un trabajador por un mero capricho, o por quedar bien vaya a saber con quien; porque cuando una bala atraviesa un uniforme y no hay quien detenga ese proyectil, ya es tarde para lamentaciones.

Te puede interesar