MIGUEL ZALAZAR: "Sain es mejor que los cinco ministros que tuvo el socialismo"

Interés General 04 de noviembre de 2019 Por
La posible designación de Marcelo SAIN al frente del Ministerio de Seguridad, puede ser controvertida desde varios puntos de vista; aun así su performance está muy por encima de los designados por Binner, Bonfatti y Lifschitz.
Policiales 3

Cada vez suena más en los medios de comunicación y en círculos cercanos al senador Omar PEROTTI sobre la posibilidad de que el académico Marcelo SAIN pudiese ocupar el Ministerio de Seguridad a partir del 10 de diciembre; si bien las comparaciones son odiosas, y aun con poco plafon operativo, está mejor plantado que quienes ocuparon el cargo en los doce años de gobierno socialista.

Por Miguel ZALAZAR - UTRAPOL

Cuando Hermes BINNER quiso dar la impronta de un cambio importante en materia de seguridad, puso al frente del ministerio a un abogado penalista de Rosario, con un total desconocimiento sobre seguridad; pero las miles de una nueva gestión le bastaron al socialista para sortear algunas falencias; aunque tuvo que pegar un volantazo en la mitad de su gobierno, y el alejamiento de Daniel CUENCA por problemas de salud, dio paso a un ignoto como Alvaro GAVIOLA, que venía de firmar documentos en el Registro Civil; una maniobra arriesgada de BINNER, que fue donde comenzó la creciente inseguridad. Como será la versatilidad de GAVIOLA que paso del Registro Civil al Ministerio de Seguridad, y de ahí a presidir los sorteos del Quini 6.

Con el arribo de Antonio BONFATTI en 2011, se procuró dar un giro ideológico y generacional en seguridad, entonces el abogado Leandro CORTI, llegaba al ministerio, quizás más preocupado por las acciones policiales hacia adentro de la fuerza que por lo que ocurría en las calles. Al poco tiempo, quizás creyéndose demasiado empoderado, se plantó en no querer que se dispute un partido de fútbol, y el núcleo duro socialista lo eyectó de inmediato; para que llegara el turno de Raul LAMBERTO.

LAMBERTO, era por entonces un diputado, respetado por la política partidaria, pero sin ningún otro antecedente para ocupar tamaño cargo, debiendo afrontar el estallido narco en la ciudad de Rosario; con problemas institucionales gravísimos, tales como las relaciones incestuosas de miembros de la ex secretaría de delitos complejos con el mundo narco; la incorporación de jóvenes a la policía con sendos antecedentes penales; y como frutilla del postre, un jefe de policía preso primero, y condenado después por relaciones con narcos.

Cuando muchos pensaban, que se venía una nueva policía, un nuevo modelo de seguridad para la provincia con el arribo de Miguel LIFSCHITZ a la Casa Gris; porque una persona joven como Maximiliano PULLARO y con expresiones sobre seguridad en la Legislatura podrían darle a la sociedad lo que se necesitaba; todo se agravó, y termina hoy de la peor manera.

Mencionar cada acto de la actual gestión en materia de seguridad, sería redundar en lo que la gente ya sabe. Pero sí creo que la permanente fricción del ministro con el poder judicial, los altos mandos policiales y parte del sector político han hecho que no se avanzara en contrarrestar el delito. Esto sumado al escándalo de escuchas telefónicas, acusaciones cruzadas con fiscales, pusieron a PULLARO en una  pésima credibilidad, donde se sostuvo porque era una necesidad política del Gobernador de mantenerlo en el cargo para su propio beneficio en el futuro.

El turno de SAIN ?

es obvio que con estos antecedentes, uno entiende que cualquiera con un poco de luces, u otra visión, poco le ha de costar superarlos; ninguno de los cinco ministros de la era del Frente Progresista estuvo ligado en su trabajo político a temas de seguridad antes de acceder al cargo; en el caso de Marcelo SAIN,aunque con cruces en provincia de Buenos Aires y Nación, ha transitado políticamente el área.

Si bien SAIN tiene un fuerte perfil académico más que operativo, tiene ideas propias, que en caso de llegar al ministerio, habrá que ver cuan efectivas son; y no menos cierto es ver si trabaja en equipo, o hace lo del actual ministro, que encerrado en su ego, con problemas con sus propios colaboradores, que lo han llevado a desconfiar hasta de su sombra.

No caben dudas en que Marcelo SAIN es mejor que los cinco ministro que han pasado en los últimos doce años; ahora, será capaz de entender el profesor, que debe trabajar con policías donde no todos son delincuentes, como alguna vez lo expresara en una clase ante propios comisarios? Entiendo que sí; que podrá retroceder sobre sus pasos, y aclarar que quiso decir en ese momento, para de esa forma poder comandar una fuerza, difícil, pero en su mayoría honesta, que honra el uniforme, y que esta dispuesta cada día a trabajar para la sociedad.

Las definiciones vendrán en pocos días, y si es éste el hombre apuntado por Omar PEROTTI, que venga con las medidas acertadas para que los santafesinos se sientan más seguros, y para que los policías puedan estar mejor, particularmente en el trato que como trabajadores se merecen de parte del poder político.

Te puede interesar