LOS HECHOS HABLAN POR SI SOLOS: Lifschitz le asestó el último golpe a la policía provincial

Interés General 04 de noviembre de 2019 Por
Los tibios cambios que comenzaron en la era Binner poco a poco fueron cayendo con el paso del tiempo, con altibajos los propios policías han mantenido la institucionalidad; pero fue la gestión de Miguel LIFSCHITZ la más nociva.
policiales

A principios del año 2015 el entonces senador por Rosario Miguel LIFSCHITZ prometía un cambio de avanzada para la Policía de la Provincia; sin embargo una vez electo gobernador, su primer gran desacierto fue la de nombrar ministro a Maximiliano PULLARO; hablar de él hoy sería redundar en palabras; ya todos los santafesinos saben de la pésima gestión al frente de la cartera de seguridad, como un final con altísimos niveles de inseguridad y crímenes.

La descentralización de la policía siempre fue un fracaso en este gobierno, ya lo habían ratificado cuando debieron volver sobre sus pasos en los denominados "nodos policiales"; LIFSCHITZ fue ignorado cuando quiso un respaldo legislativo para designar el jefe de policía; casi el mismo que para la pretendida reforma constitucional.

Para muestra basta un botón

Podríamos decir que la Policía Comunitaria ha sido el emblema del fracaso del gobierno; pese a la constancia y el empeño de miles de policías, las políticas de seguridad para con esta unidad operativa siempre fueron desacertadas; cada funcionario del área obró deficientemente.

policialesCon una presentación de bombos y platillos arranco con casi 3000 efectivos en distintos puntos de la provincia; hoy esta con no mas de 500 hombres, solo en Santa Fe y Rosario, y con decenas de casas cerradas por falta de pagos en los alquileres.

El gobernador electo Omar PEROTTI ya viene con un nuevo plan, donde la disolverá junto con otras unidades que solo sirven de nichos administrativos.

El deterioro de las dependencias policiales habla por sí solo de la desidia del actual gobierno de no poner de pie a la institución, y es el resultado de lo que ocurre en las calles de la provincia; esto sin mencionar a la cobertura que le han dado a algunos funcionarios altamente comprometidos con la justicia, ligados al narcotráfico.

policiales 2La base de la Policía Comunitaria en la capital de la provincia, ubicada en Avenida Lopez y Planes al 4600, en el Barrio Barranquitas, es la fotografía exacta de como deja el gobierno frentista la policía.

Discursos y más discursos, pero nada de hechos, porque se han mostrado como una gestión basada en el marketing, donde pudieron sostenerlo hasta que la realidad les pasó por encima; porque los muertos dejaron de ser los de enfrentamientos entre bandas antagónicas para pasar a ser los comerciantes, los trabajadores, o cualquier vecino.

Hablar de que la gestión de LIFSCHITZ en materia de seguridad ha sido un éxito, es una gran mentira; y en este punto siempre hemos sido críticos desde espacio, como para que no queden dudas que lo expresamos a cuarenta días de que deban abandonar el gobierno.

Lamentablemente somos los santafesinos y los trabajadores policiales los que pagamos estos errores, y que a veces cuatro años suelen ser tan cortos como eternos cuando se causa tanto daño.

Te puede interesar