ANA VIGLIONE: La gran mancha de Lifschitz en el gobierno. Que una funcionaria procesada entregue diplomas es absurdo

Interés General 01 de noviembre de 2019 Por
La subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial del Ministerio de Seguridad participó del ultimo acto institucional entregando diplomas a cadetes que egresaron del I.Se.P. Un bochorno que habla por sí de como esta hace cuatro años la seguridad pública en este gobierno.
isep2

Desde nuestra entidad sindical siempre hemos pedido el desplazamiento de la funcionaria socialista del cargo por considerarlo una afrenta a la institución policial, y hasta un acto de violencia moral ante quienes han ido a estudiar al Instituto de Seguridad Pública (I.Se.P.); sin embargo ni el Gobernador, ni el Ministro se han hecho eco, no solo de las expresiones de UTRAPOL, sino de lo que la justicia ha dicho para con Ana VIGLIONE.

En el último acto en que se recibieron nuevos policías, la funcionaria socialista pronuncio un discurso en donde remarcaba la función de los futuros integrantes de la institución, como así sus valores y hasta hablo de honestidad; muchos se miraron entre sí, como casi siempre lo hacen cada vez que VIGLIONE va a un acto, ya que la misma esta camino a ir a un juicio, esta procesada en una causa judicial cuyo origen en la mítica banda narco de "los monos".

Ante la andanada de reproches que la actual gestión encabezada por LIFSCHITZ ha tenido para con policías, a quien no le tembló el pulso para ordenar disponibilidades a través el Ministerio, o para relevar altos mandos; nunca tuvo la misma firmeza ante la andanadas de medidas judiciales que incriminan y acusan a la funcionaria a cargo de la formación de policías, para pedirle la renuncia; lo que habla a las claras e algún tipo de complicidad política; y hasta una cobertura que se ha pedido, porque como dicen en la jerga "si habla vamos todos presos".

Pocos medios han reflejado esto en esta gestión, ni siquiera se lo han preguntado al ministro o al mandatario santafesino en rueda de prensa.

Muchas veces nos preguntamos como es que aparecen jóvenes policías involucrados en hechos delictivos; es posible que haya varias respuestas a ese interrogante; pero sin dudas; cuando uno ve la cabeza política, puede entenderlo.

Los funcionarios políticos están acostumbrados a escudarse en la presunción de inocencia, aun en un auto de procesamiento firme en su contra; ahora cuando se trata de una mera falta administrativa de un trabajador policial no dudan en aplicar el rigor legal, que no tanto regula la normativa policial, sino que es la que mejor sirve a los medios de comunicación.

No puede dejarse pasar por alto esto que sucedió esta semana en los actos de Rosario y Santa Fe en la entrega de certificados de los auxiliares en seguridad recibidos; hay que remarcarlo, resaltarlo, evidenciarlo, y que los santafesinos sepan, nuevamente, cuan corruptos han sido en este punto esta gestión, donde el máximo responsable es el gobernador.

Te puede interesar