El conductor que atropelló y mató a Marcos Di Fazio tenía la licencia vencida

Interés General 24 de octubre de 2019 Por utrapol
Según la defensa, sería el único motivo que lo llevó a esquivar un control de tránsito. El carné expiró el 18 de agosto pasado, en la fecha de su cumpleaños.
policiales

Todo indica que la licencia de conducir vencida fue el elemento desencadenante de la trágica conducta que adoptó Matías E., quien atropelló y provocó la muerte del agente del Comando Radioeléctrico, Marcos Di Fazio, al intentar evadir un control de tránsito, en la zona de Colombres y Castagnino, en La Florida. Por esa acción, el conductor fue imputado el martes por "homicidio simple con dolo eventual", un encuadre legal con el que no coincide el abogado defensor, Julio Lovey, quien solicitó el cambio de carátula a "homicidio culposo".

En este marco de inicio de las acciones investigativas, la defensa no negó el hecho, pero direccionó su discurso en poner en duda el encuadre legal del delito. Desde su perspectiva, cree que le cabe de manera más adecuada el artículo 84 bis del Código Penal, que contempla el homicidio culposo en accidente de tránsito, con una serie de agravantes, como en este caso puede ser la fuga que intentó el muchacho de 28 años.

En la audiencia imputativa, Matías E., decidió no declarar, y según pudo confirmar La Capital, el detenido tenía su cédula de conducir vencida. Ese habría sido el motivo por el que trató de esquivar el dispositivo de control que estaba instalado el sábado pasado en la zona norte de la ciudad, y que estaba compuesto por policías del Comando Radioeléctrico apoyando a agentes de Tránsito municipales.

La licencia de Matías E. no estaba vigente. Tenía una habilitación para conducir vehículos clase B1 (automóviles, motocarros, camionetas, vehículos cuatromotor y microbuses particulares), pero había vencido el 18 de agosto pasado, en la fecha de su cumpleaños. El último permiso otorgado era del 4 de noviembre de 2014, pero no efectuó la necesaria renovación. Y no tenía ninguna observación de consideración, salvo la de manejar con lentes.

La polémica con el encuadre del delito está relacionada directamente con la severidad de la sanción. En este caso, este trabajador portuario, que manejaba un Peugeot 307 gris oscuro, está acusado de "homicidio simple con dolo eventual", que tiene una pena que va de ocho a 25 años de prisión. Mientras que la defensa solicitó "homicidio culposo", que puede castigarse de tres a seis años de cárcel.

"Eludió el control porque tenía la licencia de conducir vencida, no hay otro motivo, porque los análisis de sangre de alcohol y drogas dieron negativos, el auto tiene seguro, es el titular, y no tiene tobillera como dijeron en algunos medios", comentó Lovey, en diálogo con La Ocho.

En ese sentido, el abogado explicó además que el acusado "es padre de familia, trabajador del puerto, y no tiene antecedentes penales", y precisó que "ni siquiera el auto registra alguna infracción de tránsito. No tiene absolutamente nada".

Ante este panorama investigativo, el letrado admitió: "Entiendo que el motivo debe haber sido la licencia de conducir. Pero, hay que tener en cuenta que todo aún es materia de investigación porque no contamos con los datos".

Encuadre legal

Más allá de que Lovey intentó rechazar el encuadre legal del trágico episodio, en la jurisprudencia rosarina ya existen antecedentes de este tipo, como el del mecánico Carlos Schmidt, que fue condenado por homicidio simple con dolo eventual, y cada vez más jueces avanzan con la idea de que los siniestros viales pueden ser catalogados de otra forma.

Sin embargo, el abogado de Matías E. marcó algunas diferencias con el caso Schmidt. "Ese mecánico estaba denunciado por todo el barrio", advirtió Lovey.

Asimismo, relativizó la situación de fuga de Matías E., tras el trágico hecho en zona norte. "Se detuvo a los 400 metros, porque si vos atropellás a un policía, y hay otros cuatro al lado, podés tener temor de parar ahí en el acto, y tratás de parar un poco más adelante", señaló el abogado.

Vale recordar que, en la audiencia del martes pasado, se expusieron las actuaciones oficiales realizadas tras el siniestro que le costó la vida al policía Di Fazio, en la madrugada del sábado, en la zona de Colombres y Castagnino. En esa sesión trascendió que, tras haber atropellado al policía y tratado de evadir un control de tránsito, Matías E. le dijo a uno de los agentes que lo detuvo: "No lo vi; y bajá el tonito".

Ante este escenario, y teniendo en cuenta la grave imputación que aplicaron a pedido de la Fiscalía, el juez Nicolás Foppiani dispuso que el automovilista quede en prisión preventiva, mientras avanza el proceso judicial.

Te puede interesar