RELEVO SIN JEFATURA: El gobierno vuelve a quedar expuesto al no poner en funciones al Jefe de Policía en una jefatura provincial

Gremiales 12 de febrero de 2018 Por
Luego de apropiarse el gobierno socialista de la Jefatura de Policía en 2007, y que fue colonizada por casi 200 militantes del Frente Progresista, Santa Fe pasó a ser la excepción mundial; un bochorno.
Jefatura

Pese a los discursos poco efectistas del Gobernador Miguel LIFSCHITZ de devolverle a la institución policial la jefatura provincial, con la promesa de construir un edificio para que funcione el ministerio de seguridad, sabemos que eso está muy lejos; y casi que es una mentira más.

Por eso, el próximo miércoles el traspaso del mando de la fuerza del General José Luis AMAYA a su par Marcelo VILLANUA, será en la Unidad Regional II; y podría haber sido en cualquier parte de la provincia, de no ser por un pedido especial del jefe saliente quien hizo toda su carrera en el Departamento Rosario.

Pero no menos cierto, e independientemente del pedido del General AMAYA, lo cierto, es que no hay un espacio físico hoy en la provincia, que se denomine Jefatura de Policía, puesto que de hecho, el edificio que es de la fuerza, tiene en el frente el nombre de "ministerio de seguridad"; y en ese edificio, donde están mas de 300 militantes del Frente Progresista Cívico y Social, entre los cuales se cuentan los 60 asesores de PULLARO, están los despachos del jefe y subjefe de policía.

Resulta vergonzoso lo que han hecho con la institución, y es una muestra mas de como hacen las cosas; hay una policía parada sobre arena movediza, y así se refleja en las calles, con una grave crisis de inseguridad, pues, como es posible reducir la criminalidad si hay una fuerza policial, donde hay veces en que se vislumbran acciones anarquices porque los jefes intermedios no pueden estar en cinco o seis lugares a la vez, cuando las dislocadas decisiones políticas son pretendidas de cualquier manera.

Este gobierno no nos ha de devolver nuestro histórico edificio, este gobierno aniquilara la fuerza, dándole la estocada final con un ministro desquiciado; y seremos nosotros los policías, quienes hemos de ponerla de pie, ya a partir de 2019, con otro signo político, de hecho el socialismo esta acabado, y con él, la carrera política de quien hoy pretende ser gobernador, PULLARO.

Te puede interesar