DARSE CUENTA: El gobierno disolvería la Policía Comunitaria en varias ciudades.

Policía Comunitaria 31 de enero de 2018 Por
Un capricho, como tantos del socialismo, en un país y una provincia arreciada por la violencia, con policías inexpertos, hoy parecen haberse dado cuenta que no sirve.
foto comunitaria

Por lo menos, cien oficiales superiores en los últimos seis años se lo han dicho al gobierno, a los ministros de seguridad que pasaron; también se lo expresaron varios intendentes, la Policía Comunitaria no sirve, no da resultados; por innumerables motivos, incluso por los propios policías que integran esa unidad operativa la calificaron como la peor de las dependencias para trabajar; por eso se empieza a desmontar una de las mentiras socialistas.

Según pudo saberse, comenzaran a cerrarse paulatinamente las distintas Casas y módulos de la policía con distintivos naranja, que en su momento el gobierno de Antonio Bonfatti, entendió como una policía de avanzada, con el pago de un plus con la excusa hipócrita que de esa forma no se iban a corromper, poniendo del otro lado al ochenta por ciento de los policías provinciales, como los deshonestos; con jóvenes mal formados en la era Lamberto, una de las épocas nefastas también de la era del Frente Progresista. 

Comenzaran por Rafaela, San Lorenzo, Reconquista, dejando para más adelante Rosario y Santa Fe; precisamente los agentes de las Casas que se cierren pasaran en primera instancia, si son del sur o norte provincial a Rosario o a Santa Fe; y aquellos que no, serás destinados a las Unidades Regionales para la asignación de servicios en los respectivos Departamentos.

La medida se da en medio de una crisis de inseguridad, y donde Policía Comunitaria ha sido parte de una prueba piloto, muy larga, que jamás dio resultado alguno, al contrario, genera gastos de edificios innecesarios; pero sobre todo de recursos humanos, ya que por lo menos 200 policías de seguridad, hacen tareas administrativas, algo que en reiteradas oportunidades se le dijo a quienes tienen responsabilidad política.  

No menos importante, es que en los últimos días hubo chispazos en el gabinete del Ministerio de Seguridad, donde el Subsecretario de Policías Especiales, Rolando GALFRASCOLI, responsabilizo a Maximiliano PULLARO de la falta del pago de los alquileres de las Casas comunitarias; como así del no pago de los dispenser y agua en módulos de Rosario, que originaron que la empresa contratada comience a retirarlos.

Aunque tarde, comienza a reencausarse la operatividad de parte de la fuerza policial; y de no terminar de disolverse en este proceso la Policía Comunitaria; seguramente el el próximo gobierno; entendemos con otro signo político, cesará en sus funciones como tal.

Te puede interesar