MIGUEL ZALAZAR: "En Santa Fe tenemos policías en la pobreza y funcionarios con un buen pasar"

Gremiales 23 de diciembre de 2017 Por
Un suboficial de policía debería gastar 566,66 pesos por día para vivir; claro que a esto debe sumarsele traslados, compra de su propio uniforme y otros gastos que no les correspondería hacer.
Captura de pantalla (1340)

A los funcionarios políticos les cae poco simpático que uno hable de estas cosas; pero la realidad no hay que esconderla debajo de la alfombra, hay que visibilizarla lo más posible, para que la sociedad sepa de que se trata ser policía en condiciones casi siempre adversas; pero además para que quienes tienen responsabilidad política se preocupen y ocupen.

Cuando el informe del INDEC señala que La Canasta Básica Total para un hogar con dos adultos y dos menores subió en julio 1,4%, a $15.024,72, se enciende una vez más la alarma, habida cuenta que un suboficial de policía cobra 17.000 pesos en nuestra provincia, y algunos con un poco más de antigüedad pasa los 18.000; y estos componen poco mas del 50 % del total de efectivos de la institución.

Cuando desde las esferas gubernamentales se intenta justificar sólo con números fríos que un policía santafesino esta bien pago, solo porque cobra un poco mas que lo que se necesita para vivir según el INDEC, se esta faltando a la verdad, o se están omitiendo detalles importantes, porque uno supone que el total del salario es destinado para el uso de la canasta familiar, de lo que se necesita en un hogar para si y para su familia; pero no es tan asi, puesto que parte del sueldo que perciben nuestros policías, son destinados a sostener la seguridad pública, algo que no se reconoce y que no se habla.

Funcionarios muy bien pagos, policías pobres

La vez pasada me preguntaba, si alguno de los funcionarios del Ministerio de Seguridad o sus asesores, ponía dinero de su salario para arreglar un vehículo oficial, o si cargaba nafta con su sueldo, o si cuando se alojaban en hoteles por cuestiones funcionales pagaban el hotel con su tarjeta de crédito; seguramente no.

Pues, entonces, por qué un policía debe detraer su dinero en la compra del uniforme en vez de pensar en un regalo para su hijo en esta navidad; por qué un policía no cobra viáticos para trasladarse de Las Toscas a Firmat donde presta sus servicios, por qué un policía muchas veces tiene que hacer un adicional con sus compañeros para pagar del patrullero de la comisaría, cuando ese dinero debería ser un extra para él.

No pretendemos que un funcionario cobre poco o que esté mal pago, tampoco pretendemos que un suboficial de policía cobre igual que un secretario de estado (aunque así debiera ser), simplemente se pretende que un policía no sea pobre, que esté bien remunerado; y que sea valorado, pero no solo desde el discurso con palabras que suenan lindo, pero que materialmente no consolidan nada.

Que haya una mejor tecnología para investigar es bueno, que se compren mejores patrulleros es bueno; que se remodelen comisarías es bueno; pero eso es solo un plan de gobierno, una política de seguridad, donde está incluida la policía, pero no los policías; que es lo que se necesita.

Tenemos un gobierno que en doce años aún no ha podido hacer pié en materia de seguridad, ha dado tres pasos hacia adelante y siete hacia atrás, y así ha sido una constante; mientras tanto en dos años se irán, y quedarán casi 23.000 policías con una larga carrera por delante, incierta por cierto; y el 10 de diciembre de 2019, seguirán policías pobres viendo la salida de funcionarios ricos.

El dinero de las arcas del Estado es de todos los santafesinos, y siempre los gobernantes atesoran el dinero como si fuese su alcancía que nadie puede tocar; y muchas veces vemos como dilapidan nuestro dinero en gastos superfluos, y no pueden tener una buena paga para un policía.

Te puede interesar