MIGUEL ZALAZAR: "Lifschitz debe producir los ascensos en forma inmediata, por afuera de las causas judiciales y administrativas de Rodriguez"

Gremiales 25 de octubre Por
No puede haber mas dilaciones, porque se trata de la carrera de cientos de trabajadores, que es lo que hay que priorizar.
general

Si el Gobernador de la Provincia, ha entendido el resultado de las elecciones, y verdaderamente quiere cambiar el rumbo admitiendo los errores; al menos desde el punto de vista de seguridad, y particularmente con los trabajadores policiales; uno de los grandes sectores del electorado que le ha sido adverso, debe dar muestras de que tomó las riendas de ese cambio, y efectivizar los ascensos, el residual que quedó del 2015, y así acelerar el proceso de los ascensos 2016.

Lo que para un gobierno o funcionario puede resultar una nimiedad, algo intrascendente, no lo es para un trabajador; porque la compensación de una carrera, en este caso la policial, no puede estar signada por la voluntad o el antojo de quienes detentan el poder por dos o cuatro años; es por eso que lo que hoy le pasa a compañeros policías no es algo menor.

Miguel LIFSCHITZ, debe darle celeridad al Decreto que finalmente determine quienes han de ser promovidos a la jerarquía de director general; y esto debe hacerlo por afuera de la situación de Adrian RODRIGUEZ, que es lo que sabemos ha demorado tal acto administrativo, y cuando digo por afuera, me refiero a que el Gobernador tiene mecanismos administrativos para resolver los ascensos, sin siquiera tratar el tema del oficial superior que está bajo la lupa; eso se puede obviar, ascendiendo o no a RODRIGUEZ, aquí lo que interesa son los demás trabajadores.

Cuello de botella

Recordemos que esta en proceso los concursos del año 2016; es decir los de hace ya casi dos años atrás, y que la situación actual provoca aún mas dilaciones en cuanto a saber quienes han de estar o no en condiciones de tal concurso, habida cuenta que no saben donde están parados.

Paulatinamente se va generando un cuello de botella a futuro; algo que en los próximos años traerá muchas complejidades; pero que seguramente a los funcionarios no les interesa, pues ya no estarán en funciones para esos tiempos; y nosotros sabemos perfectamente de lo que no se corrige hoy, después es tarde; ya que fuimos los únicos, los sindicatos policiales, frente a la Legislatura en el año 2006 para evitar la sanción de la Ley de Personal; hoy once años después, muchos se lamentan.

LIFSCHITZ tiene una nueva oportunidad con el sector policial; y es la ultima chance diría yo de este gobierno; pudieron equivocarse con mejor fortuna Binner o Bonfatti; pero esta demostrado que todo tiene un limite, y los números de la elección pasada dicen algo; y con claridad, reflejan, que o cambian el rumbo, o será pero en 2019.

Te puede interesar